Esta convocatoria ha respondido a la petición de algunos Estados Miembros a tenor del incremento de la tensión en el Mediterráneo Oriental y de los últimos acontecimientos tras las elecciones presidenciales en Bielorrusia.

Los esfuerzos que el Alto Representante y vicepresidente Borrell está realizando, siguiendo el mandato del Consejo de Exteriores de julio, son ahora más necesarios que nunca para desactivar la actual crisis y fomentar la distensión en el Mediterráneo Oriental.

La ministra ha mostrado la solidaridad de España con Grecia y Chipre y ha valorado positivamente los esfuerzos del AR Borrell por promover el diálogo entre las partes y la desescalada de la situación.

España está firmemente comprometida con tratar de crear una atmósfera mínimamente favorable para que pueda desarrollarse ese diálogo entre las partes, como demostró el viaje de la ministra a Turquía y Grecia los pasados 27 y 28 de julio. En este sentido España ha apoyado igualmente los buenos oficios iniciados por Alemania. Es indispensable evitar acciones unilaterales que pongan en peligro la posibilidad misma de una negociación.

El segundo asunto que se ha abordado ha sido la situación en Bielorrusia, donde el resultado de las pasadas elecciones presidenciales ha traído consigo una oleada de protestas en el país. La ministra ha subrayado la necesidad de que cese la violencia, se ponga fin a las detenciones arbitrarias y se refuerce el diálogo con la sociedad civil en el país, un actor importante en el marco de la Asociación Oriental de la UE. La ministra se ha sumado al consenso europeo en favor de identificar medidas restrictivas para favorecer una solución negociada al conflicto.

Durante la cita se ha evaluado igualmente la situación en Líbano y Venezuela. En una situación de extrema fragilidad tras la explosión del pasado 4 de agosto España, como señaló el presidente del Gobierno durante su participación por videoconferencia en la Conferencia Internacional de Apoyo a Beirut y la población libanesa el pasado 9 de agosto, España está plenamente comprometida con la población libanesa y está dispuesta a ayudar en las necesarias reformas a las que se enfrenta el país.

En relación a Venezuela, el Alto Representante ha informado sobre sus recientes gestiones de cara a las elecciones parlamentarias previstas para el próximo diciembre. España considera que es preciso que haya garantías de participación y respeto de las reglas de juego, en aras de un proceso democrático cuyo resultado pueda ser considerado legítimo.



Source link

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *