Así, ha puntualizado que «en la medida en que somos causantes de una gran parte de la pérdida de diversidad terrestre, la diversidad marina y la diversidad acuática, debemos dedicar nuestro esfuerzo a preservarla y a que no haya ni una especie menos en el planeta por culpa de nuestra actuación».

Teresa Ribera ha inaugurado con estas palabras el seminario «Soy parte de la solución», la segunda sesión del ciclo de conferencias «La Puerta de la Biodiversidad», organizado por la Fundación Biodiversidad en su sede de Sevilla.

«Debemos considerar la posibilidad de que recuperemos muchos de esos sistemas que hemos ido fragilizando a lo largo de décadas, repensando y redirigiendo nuestra relación con el planeta», ha añadido. Ribera ha insistido en la importancia de integrar en nuestra vida cotidiana la conservación del capital natural. «No basta con no erosionar, porque tenemos que dedicar nuestro esfuerzo a la recuperación de ecosistemas».

«La diversidad biológica es vida y es también freno frente a otras amenazas: es un sistema de protección frente a los efectos del cambio climático. Su degradación favorece que entremos en contacto con especies, microorganismos con los que no necesariamente hemos generado una dinámica de coexistencia, por lo que no es descartable que acaben introduciendo vectores de enfermedades que pensábamos que estaban erradicadas o para las que no estábamos preparados», ha destacado.

Para la vicepresidenta, «al situar la naturaleza en el centro, al pensar en soluciones basadas en la naturaleza cuando abordamos los distintos desafíos que tenemos presentes, ganamos en fortalecimiento de nuestra propia resiliencia y adaptación para la construcción de mayor riqueza de servicios ecosistémicos que no apreciamos con el valor que merecen».

«Nuestros espacios naturales necesitan una agenda verde y una agenda azul, algo que hemos incorporado en nuestro Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia porque revertir la pérdida de biodiversidad constituye uno de las prioridades del Ministerio -ha manifestado-, objetivos compartidos que garantizan nuestra presencia y protagonismo en la Estrategia de Biodiversidad 2030-2050, que debe incorporar nuestro objetivos en materia de recuperación e infraestructura verde, de corredores biológicos que aseguren la protección, la capacidad y la flexibilización de interconexión de las especies en los espacios», ha concluido.

Soluciones desde la ciencia

En este segundo seminario del ciclo «La Puerta de la Biodiversidad» han participado expertos y expertas que han puesto en valor el papel de la biodiversidad como pieza fundamental de la recuperación verde, centrándose desde el punto de vista científico en los beneficios que nos aporta y en las soluciones que nos ofrece para la renaturalización y el cambio en nuestro modelo cultural y económico.

La ciencia, en materia de conservación de la biodiversidad, aspira a ser integradora, interdisciplinar y parte de la solución, uniendo conocimientos de historia natural, biología evolutiva, genética, ecología, así como de ciencias sociales. Bajo este prisma, tras la intervención de la vicepresidenta, se han sucedido cuatro bloques temáticos en los que investigadores, miembros de asociaciones conservacionistas, profesores universitarios y emprendedores que desarrollan soluciones sostenibles, han presentado proyectos que cuentan con el apoyo de la Fundación Biodiversidad y que se desarrollan en el ámbito del conocimiento, la innovación, la bioeconomía y la ciencia ciudadana.

La directora de la Fundación Biodiversidad, Elena Pita, ha clausurado la jornada insistiendo en la importancia de integrar la biodiversidad de forma transversal en todos los sectores. «Debemos integrar la biodiversidad en los sectores económicos y en la sociedad, y esto ha de ir acompañado de un cambio de mentalidad», ha concretado, para acabar destacando que «podemos revertir la pérdida de la biodiversidad, porque somos parte de la solución».

Este segundo seminario ha tenido lugar la víspera de la celebración del Día Internacional de la Diversidad Biológica, cuyo lema este año es «Soy parte de la solución». El eslogan de Naciones Unidas se ha elegido como continuación y seguimiento de los esfuerzos de la campaña 2020 «Nuestras soluciones están en la naturaleza», que sirvió como recordatorio de que la biodiversidad sigue siendo la respuesta a diversos desafíos del desarrollo sostenible.



Source link

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *