Se llama Matriz de Autosuficiencia y está diseñada para detectar, y así poder prevenir, casos de necesidad social. La Dirección General de Servicios Sociales ha finalizado esta semana la segunda fase de su despliegue, que incorpora 8 áreas básicas de servicios sociales y 2 de salud.

La Matriz mide el grado de autonomía de las personas en diferentes ámbitos de la vida. Así, este instrumento facilita el trabajo de las profesionales en el diagnóstico y la detección de casos complejos y ayuda a orientar la intervención y el seguimiento de cada caso.

La herramienta, que tiene su origen en los Estados Unidos y Amsterdam, unifica un sistema de evaluación que, hasta ahora, sólo existía localmente (cada ente local tenía sus instrucciones internas para la evaluación de casos y derivaciones a servicios).

En estas fases, ha participado los ayuntamiento de Barcelona, Reus, El Prat, Sabadell, Vic, Lérida y los consejos comarcales del Montsià y la Garrotxa.

Como funciona la herramienta

La Matriz evalúa el grado de autosuficiencia de las personas y lo hace en diferentes ámbitos de la vida cotidiana, como ahora la economía, el trabajo, la formación, el uso del tiempo, el alojamiento, las relaciones en el hogar, la salud mental y física, las conductas adictivas, las actividades básicas, aspectos judiciales y participación en la comunidad.

La tercera fase de despliegue prevé que todas las áreas básicas de servicios sociales de Cataluña adopten la herramienta y la integración en el sistema de información de la atención primaria de servicios sociales.



Source link

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *