Moreno propone al Gobierno de Sánchez medidas efectivas y realistas para el sector agroalimentario


Éstas, según ha señalado el presidente andaluz, pasarían por una rebaja de la presión fiscal, más instrumentos de gestión de crisis y mayor control de los productos que entran por nuestras fronteras

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha vuelto a mostrar el más firme apoyo del Gobierno andaluz a un sector tan vital para la comunidad como es el agroalimentario. «Es fundamental y estratégico para nuestra economía y para la cohesión social», ha dicho en la clausura del I Foro de Cooperativismo Agroalimentario que ha tenido lugar en Sevilla, cuya asociación cumple 25 años en activo. Esa importancia, ha explicado, se refleja en los números que resultan de su actividad, destacando dos: que el sector agrícola supone el 8% del PIB andaluz y el 12% del empleo que se genera en la región.

Un sector que se enfrenta desde hace meses a desafíos y especiales dificultades por una coyuntura nacional e internacional que puede convertirse en una situación de riesgo o en una oportunidad para el campo andaluz. Moreno ha hecho hincapié en lo vital que es que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se reúna con el presidente legítimo de la comunidad autónoma donde viven más españoles, y donde el sector agroalimentario juega un papel fundamental. Al hilo de esto último, ha ofrecido a la Administración central un ambicioso paquete de medidas efectivas y realistas, que se ajustan a las necesidades del sector.

En su opinión, el campo español necesita más compromiso, acción y diplomacia acertadas por parte del Gobierno de España, que tiene por delante «mucho por hacer». Entre esos «deberes», estarían rebajar la presión fiscal, que reduzca coste de producción como el gasóleo o la factura de la luz; más instrumentos de gestión de crisis y simplificar los existentes o hacer los seguros agrarios más atractivos para los agricultores; un mayor control en los puestos estatales de inspección fronterizos y más exigencias para esos productos que pasen por la frontera, haciéndoles cumplir los mismos requisitos fitosanitarios, de calidad y sostenibilidad que se exige a los agricultores y ganaderos españoles.

Asimismo, Moreno ha apostado por volver al mercado ruso y por mantener una Política Agraria Común (PAC) fuerte, con un presupuesto suficiente o, al menos, igual que el actual.

Para el presidente andaluz, el sector agroalimentario en su conjunto contribuye a la proyección de la imagen de Andalucía, no sólo hacia el conjunto de España sino al resto del mundo. «Que los productos andaluces figuren en las cocinas de los mejores restaurantes significa que la marca Andalucía está presente. Una marca –ha añadido– de excelencia y calidad de sus productos». También es un activo clave ante el reto demográfico, ha señalado Moreno, ya que sostiene y fija la población al territorio. En este sentido, ha asegurado que el Gobierno andaluz está ayudando a que así sea, por ejemplo, eliminando prácticamente el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, para que las explotaciones puedan experimentar ese necesario relevo generacional; pagando las ayudas a jóvenes agricultores, «que antes no se hacía», e incrementando los Presupuestos para esta materia.

Moreno, del mismo modo, ha reconocido el papel fundamental de los agricultores y ganaderos en la lucha contra el cambio climático y el sostenimiento del medio ambiente. «Los planes que llevemos a cabo en este sentido, tienen que ir de la mano del sector agroalimentario, porque es el principal aliado«, ha apostillado.

El presidente de la Junta, Juanma Moreno, tras clausurar el I Foro de Cooperativismo Agroalimentario.

Durante su intervención, Moreno ha reconocido que el objetivo del Gobierno andaluz es alcanzar un liderazgo para Andalucía, una tierra, según ha recalcado, con mucha potencialidad para competir con las regiones más punteras de España y la Unión Europea, «pero es verdad que necesitamos los mismos instrumentos para poder competir«. En este punto, ha considerado crucial el apoyo de todas las Administraciones, en especial el del Gobierno de la Nación, al que ha instado a trabajar con lealtad y de manera coordinada. «Hemos tenido un año complicado con el Brexit, la política arancelaria, la desaceleración económica, las políticas del Gobierno de España que no compartimos y que no son recetas que animen a la creación de empleo y, ahora, el coronavirus, que tampoco está ayudando». A pesar de todo, ha manifestado Moreno, la economía de Andalucía «se está abriendo paso y se habla bien de ella y de sus productores y cooperativas en el extranjero».

En este contexto, ha reconocido el papel de las cooperativas. Un gran trabajo que se ha traducido en la modernización del sector en los últimos años, poniendo en producción, sacando incluso rentabilidad, a sectores que parecían imposibles, y consiguiendo llevar el progreso y el bienestar a municipios de menos de 3.000 habitantes. «Habéis conseguido diversificar y mejorar la promoción y calidad de los productos, colocándolos en los mercados más emergentes», ha subrayado.

Al acto también asistieron la consejera de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo, Rocío Blanco; la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo; el consejero de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, Rogelio Velasco, y el vicepresidente del del Banco Central Europeo, Luis de Guindos, entre otras autoridades.

Durante su intervención, el jefe del Ejecutivo andaluz ha puesto el acento en las medidas que en el marco de las competencias y responsabilidades está llevando a cabo la Administración andaluza. En este último año, desde que arrancó la Legislatura, el Gobierno de Andalucía ha mantenido una interlocución permanente con organizaciones profesionales agrarias y cooperativas. Además, tal y como ha recordado, se han dado pasos importantes para una plataforma de comercialización conjunta, que mejore la planificación de la producción pensando en la posterior distribución y la propia comercialización.

Asimismo, ha abogado por «ganar en dimensiones». Y es que, para Moreno, las cooperativas son ejemplos de que la concentración es sinónimo de potencia, competitividad y fortaleza. Por ese motivo, el Gobierno andaluz apuesta por introducir medidas para que cooperativas puedan fusionarse o agrandarse. Por otro lado, ha hecho hincapié en que desde la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible se han atendido las demandas de los agricultores al incrementar un 60% las inspecciones en el aceite de oliva y se ha impulsado un Plan Especial de Inspección del Reetiquetado de productos.

Moreno, del mismo modo, ha señalado que el Gobierno andaluz es consciente de las dificultades del sector. De ahí que su Ejecutivo haya impulsado un Plan de apoyo financiero al sector agrario andaluz que pondrá en circulación 750 millones de euros para inversiones a coste cero, sin necesidad de aportar garantías.

Moreno durante su intervención esta tarde en Sevilla.





Fuente del artículo

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *