20/06/2020

El presidente de la Comunidad presenta ReActivÄ2020, que cuenta con un presupuesto de 737 millones de euros, de los que 133 serán para dinamizar la economía y 275 para sanidad, política social y educación

La estrategia, en cuya elaboración han participado más de 160 organizaciones de todos los ámbitos, tiene 260 medidas concretas para inyectar más de 1.650 millones de euros para ayudar a familias, empresas y autónomos a salir de la crisis

Acto de presentación de la Estrategia ReActivÄ (1)

Acto de presentación de la Estrategia ReActivÄ (1)

Formato: jpeg
Tamaño: 811.19 KB.

Ver imagen a tamaño real Este enlace se abrirá en una nueva ventana

El presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, presentó hoy la Estrategia para la reactivación económica y social de la Región ReActivÄ2020, “que será nuestra brújula para recuperar cuanto antes la senda del crecimiento y la creación de empleo, para volver a destacar en el conjunto de España como una región dinámica y emprendedora, referente nacional e internacional gracias a sectores punteros en innovación tecnológica y en capacidad exportadora, así como un espacio de libertad económica, en el que se bajan impuestos y se apuesta por la eliminación de trabas burocráticas”.

ReActivÄ2020 inyectará 1.679 millones de euros a la economía regional para ayudar a empresas, autónomos y familias a salir de la crisis generada por el coronavirus, “para que el millón y medio de murcianos pueda mirar al futuro con tranquilidad y esperanza”, en palabras de López Miras. Cuenta con un presupuesto total de 737 millones de euros y en su elaboración han participado 164 organizaciones y asociaciones de todos los ámbitos de la sociedad. Además, se han analizado y estudiado más de un millar de propuestas. “El futuro de la Región pasa por ReActivä, una Estrategia, más que nunca, de toda la sociedad murciana”, subrayó el jefe del Ejecutivo autonómico.

Esta estrategia es una hoja de ruta para hacer frente a la emergencia sanitaria y económica. Por eso, 133,8 millones irán destinados a empresas y autónomos para dinamizar la economía regional y otros 275 millones se dedicarán a reforzar los servicios básicos esenciales: el sistema sanitario, políticas sociales para minimizar el impacto sobre las familias y los colectivos más vulnerables y educación.

Además, cuenta con un paquete de medidas tributarias dirigidas a aliviar a las familias, que tendrán un impacto de 64,72 millones de euros, y con una dotación de 263,7 millones de euros para impulsar inversiones, de las que el 55 por ciento corresponden al ámbito sanitario y donde también se incluye una línea específica para seguir avanzando en el proceso de transformación digital de la propia Administración, con proyectos como la digitalización del sistema integral del sistema educativo, el plan de transformación tecnológica de la Agencia Tributaria o el impulso del teletrabajo.

“Todos en una misma dirección”

“Estoy convencido de que sólo empujando todos en una misma dirección saldremos de la crisis antes y mejor”, aseguró el presidente López Miras, quien enfatizó que “los avances se escriben desde la moderación, el diálogo y el acuerdo, y hoy la Región de Murcia apuesta por avanzar, por reactivarse”. Por eso, ReActivÄ2020 recoge una serie de peticiones a los distintos escalones de la Administración o a entidades privadas.

Así, por ejemplo, se incluye la petición al Gobierno central para desarrollar medidas específicas de apoyo al sector del transporte de carretera, sector estratégico regional; la ampliación de plazos para presentar expedientes de regulación de empleo temporal y una mayor celeridad en el abono de estos; la creación de un fondo de contingencia sanitaria para las comunidades y de un fondo social para los ayuntamientos; solicitar a la Administración estatal el fomento de la figura del administrador ‘preconcursal’, así como la urgente necesidad de reformar el Sistema de Financiación Autonómica.

También se incluyen solicitudes a los entes locales, como la ampliación de los horarios de apertura en el sector de la restauración y hostelería o una reducción de tasas, cánones e impuestos, y a las entidades privadas, como la petición a las entidades financieras para que flexibilicen las condiciones de los préstamos o establezcan una moratoria en su pago a las empresas de los sectores más impactados por la crisis del covid-19.

Asimismo, ReActivÄ2020 se plantea también como una oportunidad para prevenir situaciones similares en el futuro, para lo que contiene medidas de contingencia que permitirán que la Región cuente con un plan específico de Gestión de Pandemias o un Plan de Educación Online que organice y establezca los procedimientos y recursos ante situaciones que impidan la asistencia presencial a los centros de enseñanza.

“La crisis sanitaria que hemos vivido y todavía nos amenaza marcará un antes y un después”, dijo López Miras, quien mostró el compromiso del Gobierno regional para “proteger a las personas más vulnerables, que será siempre nuestra prioridad”. En este sentido, explicó que “aumentaremos la atención a quien más nos necesita, estimularemos el consumo para activar la demanda, inyectaremos liquidez a autónomos y a las empresas, invertiremos para dinamizar la economía y apoyaremos a los sectores más afectados por esta crisis”.

260 actuaciones

ReActivÄ2020 cuenta con 260 actuaciones estructuradas en tres ejes estratégicos (sociedad, empresa y Administración pública) y en torno a ocho tipos de medidas: fiscales, de eficiencia, financieras, presupuestarias, legislativas, de inversión, de contingencia y de comunicación.

En el ámbito financiero se incluyen más de 19 millones de euros para aportar liquidez a las empresas en áreas estratégicas como el turismo, el comercio, la artesanía o la cultura, acelerar el pago a proveedores o adelantar el cobro de subvenciones y facturas a entidades del tercer sector. También figuran medidas financieras para las administraciones, como la línea de anticipos para compensar a los ayuntamientos por la pérdida de ingresos tributarios; servicios de dinamización empresarial o actuaciones para dar una segunda oportunidad a las empresas.

En cuanto a las medidas fiscales, se incluye el aplazamiento en el pago de tasas y tributos locales y autonómicos, la disminución del precio de las tasas por la obtención de títulos universitarios, un mejor tratamiento fiscal para las personas con discapacidad o un paquete de medidas que contemplan deducciones y bonificaciones fiscales en distintos sectores y colectivos especialmente afectados por la crisis.

En lo que se refiere a inversiones, la estrategia contempla un presupuesto de 263,7 millones de euros que permitirán impulsar infraestructuras en el ámbito sanitario; instalaciones turísticas; inversiones asociadas al Plan Extraordinario de Carreteras y Agricultura o el desarrollo de proyectos estratégicos en materia de suelo industrial y logística. Además, se desarrollarán proyectos que avancen en el proceso de transformación digital de la propia Administración como el programa de Digitalización Integral del Sistema Educativo y Universitario, el impulso de la plataforma de teletrabajo en la Comunidad, el proyecto de transformación tecnológica de la Agencia Tributaria, nuevas herramientas del Sistema Murciano de Salud para realizar consultas telemáticas o teleconferencias entre pacientes y familiares o el desarrollo de aplicaciones tecnológicas que ayuden en la lucha contra el covid-19.

En el apartado de medidas presupuestarias se incluyen programas como el Pacto por la Ciencia, ReActiva Concilia, Promoción Turística, un plan de Vertebración Económica del Territorio o los programas diseñados para mejorar la seguridad en el ámbito laboral y para apoyar a los trabajadores afectados por un ERTE. Este apartado contiene, a su vez, actuaciones en el ámbito social, empresarial y educativo, con programas para incrementar los recursos humanos y materiales, ayudar a los estudiantes en la adquisición de equipos informáticos, o impulsar la Formación Profesional.

En lo que se refiere al área empresarial, se incluyen una veintena de actuaciones para impulsar sectores estratégicos, potenciar la digitalización, apoyar a empresas y autónomos en dificultades o avanzar en la sostenibilidad, mientras que las actuaciones en el área social se centran en la creación de empleo, la lucha contra la exclusión social, el impulso a la investigación, el refuerzo del sistema sanitario con la contratación de personal o la compra extraordinaria de material y equipamiento para hacer frente al covid-19 o el incremento de la seguridad ciudadana.

Las medidas de eficiencia contempladas en la estrategia abogan por una mayor flexibilidad laboral y una mejora de la comunicación entre administraciones e instituciones o el impulso de la agilización y simplificación de los procedimientos administrativos.

En el ámbito legislativo figuran la aprobación y desarrollo de leyes, normas y decretos para esta reactivación económica y social, como la Ley del Mar Menor, la Ley de Inversión o la Ley de Mecenazgo, el Decreto Ley para la mitigación del impacto socioeconómico del covid-19 en el área de medio ambiente, el Decreto Ley de Medidas de Dinamización y Reactivación de la economía regional, el Decreto de Casas Rurales y la autorización extraordinaria a las empresas de la Región para la confección de material sanitario o los protocolos de Desescalada, o de Inspección en el Trabajo.



Fuente del Artículo

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *