La Junta mantiene el complemento de las becas europeas Erasmus+ a los universitarios andaluces


Dadas las circunstancias excepcionales por el Covid-19, Economía elimina el rendimiento académico como requisito para incrementar las ayudas hasta con 438 euros mensuales

La Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad mantendrá este curso 2019/2020 el complemento de la Junta al programa Erasmus+ a los alumnos de las universidades públicas andaluzas a los que la Comisión Europea (CE) les haya reconocido el derecho a recibir la beca y por los meses establecidos, tras las alteraciones generadas por la crisis sanitaria del Covid-19. Esa aportación autonómica puede ascender hasta los 438 euros al mes durante un máximo de nueve para el estudiantado con menos recursos.

La Comisión Europea considera una circunstancia de fuerza mayor los casos de suspensión temporal, finalización anticipada o cancelación de las actividades de movilidad por el Covid-19, por lo que el alumnado no tendrá que devolver las ayudas recibidas en los meses previos a la irrupción de la crisis sanitaria durante los que ha desarrollado de forma regular su actividad. Asimismo, en los supuestos de suspensión temporal, el alumnado sigue manteniendo el derecho a percibir la beca Erasmus+ si continúa su formación en la universidad de destino de manera no presencial. Esos mismos criterios fijados por Europa son los que se han seguido para el complemento autonómico.

El departamento que dirige Rogelio Velasco ha modificado la orden que regula esa aportación andaluza durante este curso para recoger dicha aclaración e introducir también como novedad la eliminación del rendimiento académico como requisito para obtener el complemento autonómico, teniendo en cuenta las circunstancias excepcionales en las que se ha venido desarrollando el curso académico debido a la pandemia. De hecho, el nivel de riesgo ha ocasionado en la mayoría de los países europeos la suspensión de toda actividad académica en las universidades y la progresiva implementación de medidas de restricción de la movilidad y de cierre de fronteras.

Desde la Junta se reconoce que los estudiantes de universidades públicas andaluzas participantes en el Erasmus+ se han visto perjudicados por la crisis sanitaria del Covid-19, teniendo que adoptar decisiones en un grave contexto de incertidumbre. Así, algunos han renunciado a la movilidad y regresado a su universidad de origen, dejando incompleto su programa en el destino; y otros han optado por retornar a España, pero manteniendo los estudios en la universidad de destino en la modalidad a distancia. En otros casos, además, los alumnos han decidido permanecer en la institución académica para la que obtuvieron la beca, adaptándose a las condiciones allí establecidas. Por todo ello, se entiende que la coyuntura ha podido influir en el aprovechamiento académico. De ahí que se haya determinado eliminar este requisito, exigido únicamente por Andalucía y no por la Comisión Europea.

La Consejería de Economía ha consignado para el año académico 2019/2020 un montante de 11,5 millones de euros para garantizar esa movilidad universitaria, una partida que para el próximo curso 2020/2021 ascenderá a 11,7 millones. Para este año las distintas universidades públicas andaluzas seleccionaron a más de 7.000 alumnos para acogerse al Programa Erasmus+. La comunidad se ha consolidado como una de las regiones europeas que más alumnos Erasmus exporta y recibe.

Novedades para el próximo curso

Por otro lado, el consejero de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad también ha firmado la orden que determina las condiciones que guiarán la concesión del complemento de la Junta de Andalucía para el próximo curso, en la que se mantiene la eliminación del requisito de rendimiento académico para ser beneficiario de la ayuda autonómica, en consonancia con las condiciones fijadas por la UE. Igualmente, el texto también contempla la posible suspensión, finalización anticipada o cancelación de estas actividades de movilidad como consecuencia de una nueva oleada del Covid-19, dejando claro que se seguirán las mismas condiciones que establezca Bruselas.

Otra novedad introducida hace referencia a una nueva clasificación de los países de destino, que se distribuyen de mayor a menor poder adquisitivo y en virtud de los cuales se fijan las cuantías a recibir por los alumnos. Hasta ahora, la Junta de Andalucía establecía cinco bloques frente a los tres reconocidos por la Comisión Europea. A partir del próximo curso, la distribución andaluza se adecuará a lo fijado por Bruselas. De esta forma, en el grupo 1 se incluyen Dinamarca, Finlandia, Irlanda, Islandia, Liechtenstein, Luxemburgo, Noruega, Reino Unido y Suecia. En este grupo las ayudas oscilan entre los 250 y los 200 euros.

Al grupo 2 pertenecen Alemania, Austria, Bélgica, Chipre, Francia, Grecia, Italia, Malta, Países Bajos y Portugal. Las ayudas en este apartado van desde los 193 a los 145 euros. En el grupo 3 se localizan Bulgaria, Croacia, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Hungría, Letonia, Lituania, Polonia, República Checa, República de Macedonia del Norte, Rumanía, Serbia y Turquía. Para estos destinos, el complemento de la Junta varía de 100 a 75 euros.

El complemento autonómico, que la Administración autonómica concede para reforzar la igualdad de oportunidades en la movilidad académica europea, atiende a criterios de poder adquisitivo y es adicional a las cuantías que fijan la Unión Europea y el Ministerio de Educación y Formación Profesional.

Estos incentivos, que además de los niveles de renta también tienen en cuenta el coste de la vida de los países de destino, conforme a los datos de la Oficina Europea Estadística, Eurostat, se dividen en dos modalidades: las básicas, que se otorgan a todo solicitante que cumpla con los requisitos académicos y que oscila entre los 100 y los 250 euros mensuales; y las especiales, que se añaden a las primeras para aquellas personas cuyas familias tienen rentas más ajustadas y son beneficiarias de las becas del Ministerio de Educación. En este segundo grupo, al que se acoge un tercio de los jóvenes andaluces que participan en esta iniciativa, las cuantías oscilan entre los 75 y los 188 euros al mes.

Un estudio independiente encargado por la Comisión Europea sobre el impacto del programa de intercambio de estudiantes Erasmus+ muestra que los titulados con experiencia internacional se desenvuelven mucho mejor en el marco de trabajo, tienen la mitad de probabilidades de sufrir desempleo de larga duración en comparación con quienes han estudiado o se han formado en el extranjero y, cinco años después de su graduación, su tasa de desempleo es un 23% inferior.





Fuente del artículo

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *