La intermediación del SAE propició la contratación de más de 138.000 parados durante 2019


La Junta destina este año 57 millones de euros a actuaciones de orientación laboral en las oficinas y dos millones más para colaboración público-privada con agencias de colocación

La labor del Servicio Andaluz de Empleo (SAE) propició el pasado año que se firmasen 138.680 contratos a desempleados andaluces, gracias a la labor del dispositivo de intermediación laboral que desarrolla el servicio público a través de dos líneas la gestión de ofertas en las oficinas y la red de agentes de empresas.

En cuanto al primer servicio, el pasado año se gestionaron en las oficinas del SAE 45.740 ofertas de empleo para cubrir 157.055 puestos de trabajo, que culminaron en los 138.680 contratos de trabajo de los candidatos enviados a las empresas.

En la intermediación laboral pública también juega un relevante papel la web del Servicio Andaluz de Empleo, en la que los empleadores pueden publicar sus ofertas directamente o a través de los agentes de empresas previa autorización, y que también aloja currículums vitae de candidatos.

En 2019 se publicaron en la web 5.850 ofertas por parte de las empresas para 12.965 puestos de trabajo, mientras que los agentes de empresa difundieron 8.596 ofertas para 13.962 puestos. Para este bloque de ofertas, los demandantes de empleo enviaron 584.217 currículums, cifra en la que puede incluirse que un mismo usuario haya enviado varias veces su candidatura a varios anuncios.

Orientación

Para este año está prevista una inversión de 57 millones de euros a actuaciones de intermediación y orientación laboral. En concreto, 22,1 millones de euros para intermediación y 35,01 millones para orientación profesional directa, a los que se suman 2 millones que se destinarán a la colaboración público-privada en esta materia.

La colaboración del SAE con entidades privadas trata de sumar recursos en políticas activas de empleo, de tal forma que se refuerce y complemente la actuación pública, para que sea un modelo de colaboración complementario y en ningún momento sustitutivo. El servicio que prestarán las agencias de colocación será especializado y destinado a dos de los colectivos más castigados por el paro, como son los jóvenes y los parados de larga duración.

En este sentido, tanto la Organización Internacional del Trabajo (OIT) como la Unión Europea (UE) ya recomiendan la colaboración de los servicios públicos de empleo con agencias privadas, recomendación que se refleja en nuestro país en la vigente Ley de Empleo y el Real Decreto aprobado en 2010, así como en la Estrategia Española de Activación para el Empleo.

Esta colaboración está refrendada por fondos finalistas procedentes del Estado que no pueden emplearse en otros capítulos. Andalucía ha perdido desde 2015 un total de 78,5 millones, ya que era la única comunidad autónoma que no ha desarrollado esta materia.

Colaboración público-privada

De cara a incorporar a Andalucía a la colaboración con las agencias de colocación, se ha puesto en marcha un modelo bajo la fórmula de licitación de 1,92 millones de euros para un contrato de 24 meses, en el que se remitirá desde el SAE a las entidades adjudicatarias desempleados que necesitan actuaciones de inserción de forma integral y con un acompañamiento intensivo todos los días de la semana, incluido el periodo en el ya han encontrado una ocupación.

En total, se prevé que 4.000 desempleados de entre 18 y 29 años y de larga duración, con necesidades muy específicas que limitan sus opciones de acceder a un empleo, sean atendidos gracias a este proceso de colaboración con las agencias de colocación.



Fuente del artículo

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *