La conselleria de Agricultura, Pesca y Alimentación prioriza el producto local en las ayudas de distribución de fruta, hortaliza y leche en los centros escolares para el curso 2020 hasta 2021. Esta convocatoria de ayudas se ha publicado hoy en el Boletín Oficial de las Islas Baleares (BOIB) y se tramitará en régimen de concurrencia competitiva. El primer criterio de preferencia será que las frutas, hortalizas y la leche (productos lácteos) sean locales.

La conselleria de Agricultura, Pesca y Alimentación prioriza el producto local en las ayudas de distribución de fruta, hortaliza y leche en los centros escolares para el curso 2020 hasta 2021. Esta convocatoria de ayudas se ha publicado este martes en el Boletín Oficial de las Islas Baleares (BOIB) y se tramitará en régimen de concurrencia competitiva. El primer criterio de preferencia será que las frutas, hortalizas y la leche (productos lácteos) sean locales.

En el caso de la fruta y hortaliza, el segundo criterio es que provenga de la agricultura ecológica; el tercero, que provenga de la agricultura integrada; el cuarto, que el precio sea más barato que el fijado; el quinto, que diversifiquen en frutas; el sexto, que diversifiquen en centros; y el séptimo, que suministren a varias islas. Las frutas y verduras frescas siempre serán prioritarias a las frutas y verduras transformadas. En el caso de la leche, el segundo criterio es que sea fresca del día; el tercero, que el precio sea más barato que el fijado; el cuarto, que los productos sean de ganadería ecológica; y el quinto, que suministren a otras islas. La leche, en cualquier forma, siempre será prioritaria a los productos derivados.

Según explicó la directora general de Políticas para la Soberanía Alimentaria, Paula Valero, de este modo, «garantizamos que los alumnos beneficiarios de este programa reciban producto fresco y de proximidad». «La novedad de esta convocatoria es que se prioriza la leche producida en Baleares y se fortalecen los criterios para que la fruta también sea local», explicó Valero. También se introducen productos que hasta ahora no estaban dentro de este programa, como la almendra (con o sin piel) y los frutos secos.

«Es también una manera de beneficiar a los alumnos y también nuestros productores", dijo Valero. Añadió, además, que los últimos estudios de alimentación en España «muestran que el consumo de fruta y hortalizas frescas y de leche sigue disminuyendo, y se sustituye por alimentos procesados, lo que contribuye al aumento del sobrepeso ».

Los beneficiarios son los proveedores y / o centros escolares que distribuyan los productos y el importe de las ayudas será del 100% de las cuantías fijadas en esta resolución. Los proveedores que quieran optar a estas ayudas deberán presentar un plan de actuación, pactado con el centro o centros escolares, en el que deberán detallar la fecha de inicio y de finalización del plan; los productos que distribuirán; el centro escolar, y el número y la edad de alumnos beneficiarios; el calendario de entrega de cada producto en cada centro y el itinerario de distribución, entre otros.

Las convocatorias previstas para el curso 2020-2021 serán un total de tres, una por trimestre. Se destinan un total de 414.013,00 euros con posibilidad de ampliar la dotación de partida presupuestaria. Se trata de fondos europeos que se asignan a la Comunidad Autónoma a través de conferencia sectorial. Para la distribución de frutas y verduras se destinan 314.013 euros, mientras que en la de leche y productos lácteos, 100.000 euros. Para la primera convocatoria, el plazo de presentación de solicitudes es desde el día siguiente de la publicación de esta resolución en el BOIB y hasta el 10 de julio.

La cantidad que se debe entregar es una ración por niño en cada uno de las entregas, dependiendo de la edad escolar. El plazo de distribución es entre el 13 de octubre de 2020, siempre que se haya aprobado el plan propuesto, y el 31 de mayo de 2021. Como máximo cada alumno / a puede recibir una entrega a la semana de fruta u hortalizas y uno de leche o productos lácteos. El número máximo en que puede participar cada alumno es de 12 para fruta y para hortalizas, y 12 para leche o productos lácteos.

Los productos que se pueden distribuir entre los alumnos son los siguientes: fruta, frutos secos, zumo, queso, leche y yogur (productos lácteos, también sin lactosa).

Aparte, este programa se complementa también otra acción en las escuelas, dotada con 100.000 euros, para el desarrollo de actividades complementarias de formación y concienciación de los niños sobre la importancia de la agricultura y el producto local.

Source link

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *