,

La Consejería de Movilidad y Vivienda ha dirigido una comunicación formal a la Dirección General de Aviación Civil en la que se pide que se acuerden medidas que permitan restringir la ocupación de los vuelos para asegurar distancias correctas de seguridad entre los pasajeros en los vuelos entre la Península y las Islas Balears.En la carta, el director general de Transporte Aéreo y Marítimo, Xavier Ramis, destaca el director general de Aviación Civil la creciente preocupación, tanto entre los usuarios como entre las autoridades sanitarias, por alta empleo que se ha detectado en algunos vuelos y plantea la necesidad de que se regule esta situació.Des de la Dirección General se propone que se debería incrementar la separación entre los pasajeros, por lo que se deje siempre un asiento entre cada pasajero, salvo que se trate de personas del mismo núcleo familiar. Esto supondría únicamente la reducción entre un 25 y un 30% de la capacidad total de los vuelos e incrementaría las condiciones de seguridad sanitària.Cal recordar que, respecto de los vuelos interislas, el orden del Ministerio de Movilidad, Transportes y Agenda Urbana publicada el domingo 9 de mayo, determina que se considera suficiente una ocupación del 50% de los aviones para garantizar la seguretat.Aquestes medidas que pudiera adoptar la Dirección General de Aviación Civil deberían enmarcarse en las que determine la Unión Europea respecto de la seguridad en los movimientos aéreos en todo el territorio europeu.Igualment, en la comunicación remitida hoy mañana a la Dirección General de Aviación Civil, la Consejería de Movilidad y Vivienda recuerda que en el orden publicada el domingo se asegura que, con el objetivo de garantizar una conectividad básica entre las islas, se considera como servicio mínimo imprescindible la realización de dos vuelos diarios entre Mallorca e Ibiza y entre Mallorca y Menorca.Dita ord re abre la posibilidad a que todas las compañías que quieran pueden operar estos vuelos y que así lo comunicarán a la Dirección General de Aviación Civil.Ara como, advierte la Consejería, no consta que ninguna compañía haya planificado la operativa de este servicio mínimo de dos vuelos diarios y, por ello, se pide a la Dirección General de Aviación Civil que, "con toda celeridad", se pongan en marcha los mecanismos adecuados (la convocatoria de un concurso y la contratación de una compañía para que lleve a cabo los servicios) para garantizar la prestación de estos serveis.Recordar que, mientras -y de manera transitoria- Air Europa (la actual adjudicataria durante el estado de alarma) sigue prestando el servicio.

La Consejería de Movilidad y Vivienda ha dirigido una comunicación formal a la Dirección General de Aviación Civil en la que se pide que se acuerden medidas que permitan restringir la ocupación de los vuelos para asegurar distancias correctas de seguridad entre los pasajeros en los vuelos entre la Península y las Islas Balears.En la carta, el director general de Transporte Aéreo y Marítimo, Xavier Ramis, destaca el director general de Aviación Civil la creciente preocupación, tanto entre los usuarios como entre las autoridades sanitarias, por alta empleo que se ha detectado en algunos vuelos y plantea la necesidad de que se regule esta situació.Des de la Dirección General se propone que se debería incrementar la separación entre los pasajeros, por lo que se deje siempre un asiento entre cada pasajero, salvo que se trate de personas del mismo núcleo familiar. Esto supondría únicamente la reducción entre un 25 y un 30% de la capacidad total de los vuelos e incrementaría las condiciones de seguridad sanitària.Cal recordar que, respecto de los vuelos interislas, el orden del Ministerio de Movilidad, Transportes y Agenda Urbana publicada el domingo 9 de mayo, determina que se considera suficiente una ocupación del 50% de los aviones para garantizar la seguretat.Aquestes medidas que pudiera adoptar la Dirección General de Aviación Civil deberían enmarcarse en las que determine la Unión Europea respecto de la seguridad en los movimientos aéreos en todo el territorio europeu.Igualment, en la comunicación remitida hoy mañana a la Dirección General de Aviación Civil, la Consejería de Movilidad y Vivienda recuerda que en el orden publicada el domingo se asegura que, con el objetivo de garantizar una conectividad básica entre las islas, se considera como servicio mínimo imprescindible la realización de dos vuelos diarios entre Mallorca e Ibiza y entre Mallorca y Menorca.Dita ord re abre la posibilidad a que todas las compañías que quieran pueden operar estos vuelos y que así lo comunicarán a la Dirección General de Aviación Civil.Ara como, advierte la Consejería, no consta que ninguna compañía haya planificado la operativa de este servicio mínimo de dos vuelos diarios y, por ello, se pide a la Dirección General de Aviación Civil que, "con toda celeridad", se pongan en marcha los mecanismos adecuados (la convocatoria de un concurso y la contratación de una compañía para que lleve a cabo los servicios) para garantizar la prestación de estos serveis.Recordar que, mientras -y de manera transitoria- Air Europa (la actual adjudicataria durante el estado de alarma) sigue prestando el servicio.

La Consejería de Movilidad y Vivienda ha dirigido una comunicación formal a la Dirección General de Aviación Civil en la que se pide que se acuerden medidas que permitan restringir la ocupación de los vuelos para asegurar distancias correctas de seguridad entre los pasajeros en los vuelos entre la Península y las Islas Baleares.

En la carta, el director general de Transporte Aéreo y Marítimo, Xavier Ramis, destaca el director general de Aviación Civil la creciente preocupación, tanto entre los usuarios como entre las autoridades sanitarias, por alta ocupación que se ha detectado en algunos vuelos y plantea la necesidad de que se regule esta situación.

Desde la Dirección General se propone que se debería incrementar la separación entre los pasajeros, por lo que se deje siempre un asiento entre cada pasajero, salvo que se trate de personas del mismo núcleo familiar. Esto supondría únicamente la reducción entre un 25 y un 30% de la capacidad total de los vuelos e incrementaría las condiciones de seguridad sanitaria.

Hay que recordar que, respecto de los vuelos interislas, el orden del Ministerio de Movilidad, Transportes y Agenda Urbana publicada el domingo 9 de mayo, determina que se considera suficiente una ocupación del 50% de los aviones para garantizar la seguridad.

Estas medidas que pudiera adoptar la Dirección General de Aviación Civil deberían enmarcarse en las que determine la Unión Europea respecto de la seguridad en los movimientos aéreos en todo el territorio europeo.

Igualmente, en la comunicación remitida hoy mañana a la Dirección General de Aviación Civil, la Consejería de Movilidad y Vivienda recuerda que en el orden publicada el domingo se asegura que, con el objetivo de garantizar una conectividad básica entre las islas, se considera como servicio mínimo imprescindible la realización de dos vuelos diarios entre Mallorca e Ibiza y entre Mallorca y Menorca.

Dicha orden abre la posibilidad a que todas las compañías que quieran pueden operar estos vuelos y que así lo comunicarán a la Dirección General de Aviación Civil.

Por ahora, advierte la Consejería, no consta que ninguna compañía haya planificado la operativa de este servicio mínimo de dos vuelos diarios y, por ello, se pide a la Dirección General de Aviación Civil que, "con toda celeridad", se pongan en marcha los mecanismos adecuados (la convocatoria de un concurso y la contratación de una compañía para que lleve a cabo los servicios) para garantizar la prestación de estos servicios.

Recordar que, mientras -y de manera transitoria- Air Europa (la actual adjudicataria durante el estado de alarma) sigue prestando el servicio.

Source link

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *