La Consejería de Modelo Económico, Turismo y Trabajo acepta la declaración del estado de alarma y el paro de la actividad turística como causa de fuerza mayor para aceptar Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) en los establecimientos de alimentación de las zonas turísticas de Baleares.

Se trata de negocios que por su actividad -la venta minorista de productos de alimentación y bebidas- no podrían alegar causas de fuerza mayor para aprobar un ERTE, sino que deberían hacerlo por razones productivas y, por tanto, continuarían asumiendo los costes de las cotizaciones a la Seguridad Social de su plantilla.

Sin embargo, el paro de la actividad turística derivada del estado de alarma ha supuesto que los establecimientos de este tipo tengan una parada muy importante de demanda que pone en riesgo su viabilidad.

Por todo ello, y después de estar en contacto durante las últimas semanas con las asociaciones empresariales de diversas zonas turísticas, la Dirección General de Trabajo aprobará los ERTE por fuerza mayor de los negocios de alimentación de las zonas turísticas.

De momento, los 142 comercios minoristas de alimentación y bebidas de zonas turísticas de Baleares, han presentado un ERTE por causas de fuerza mayor. La Dirección General de Trabajo ya ha aprobado 110 y está revisando y tramitando el resto de las solicitudes.

El consejero de Modelo Económico, Turismo y Trabajo, Iago Negueruela, valora esta decisión, que se tomó la semana pasada, como una herramienta para evitar la destrucción de empleo de muchas personas que trabajan durante la temporada en las áreas turísticas, pero también afirmó que con la medida "protegemos así muchos negocios que han visto su actividad gravemente afectada por el paro de la demanda turística".

Source link

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *