Incluye cinco espacios declarados Lugar de Interés Comunitario (LIC) y Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y engloba más de 8.500 hectáreas  Hay contrastados 12 tipos de hábitat de interés comunitario entre los que el más común es la posidonia, que ocupa un 30% del ámbito del plan de gestión

Incluye cinco espacios declarados Lugar de Interés Comunitario (LIC) y Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y engloba más de 8.500 hectáreas
Hay contrastados 12 tipos de hábitat de interés comunitario entre los cuales el más común es la posidonia, que ocupa un 30% del ámbito del plan de gestión

El Consejo de Gobierno ha aprobado este viernes el Plan de Gestión Natura 2000 de Formentera que incluye los espacios protegidos Red Natura 2000 siguientes:

LIC Y ZEPA ES5310024 La Mola
LIC Y ZEPA ES5310025 Cap de Barbaria
LIC ES5310025 Área Marina de Cala Saona
LIC ES5310110 Área Marina de Playa de Tramuntana
LIC ES53101111 Área Marina de Playa Migjorn

El Plan de gestión engloba un total de 8.518,49 hectáreas repartidas en cinco espacios de la Red Natura 2000. De estos, hay dos (La Mola y Cap de Barbaria) que son espacios marítimo-terrestres mientras que los otros tres (Cala Saona, Playa de Migjorn y Playa de Tramuntana) son exclusivamente marinos. En todos estos espacios, se contrastó la presencia de 12 tipos de hábitat de interés comunitario, cinco de los cuales de tipo prioritario.

Con la aprobación del Plan de Gestión, todo el ámbito marino que rodea la isla queda protegido de manera efectiva. Los usos y actividades quedan regulados para hacerlos compatibles con la conservación del espacio, así como con la ejecución de medidas de gestión que favorecerán el estado favorable de los diferentes hábitats y especies. Así, por ejemplo, se prevén medidas concretas para medir los impactos humanos sobre el delfín mular o la tortuga boba.

De entre la elevada riqueza que alberga el medio marino destacan también una serie de pequeños invertebrados formadores de arrecifes que contribuyen a mitigar la erosión de la roca subyacente, entre los que cabe destacar la Dendropoma lebeche, un muy buen bioindicador de la estado de conservación del ecosistema litoral y de la calidad de las aguas marinas.

Precisamente, los arrecifes son uno de los hábitats más significativos incluidos en este Plan donde se incluyen medidas de conservación específicas. También se encuentran para otros como las cuevas submarinas o las praderas de posidonia, el hábitat más representado en este Plan de gestión, ocupando el 30,14% de la superficie que abarca.

En el ámbito terrestre, se prevén las medidas de gestión necesarias para proteger las dunas con sabina (Juniperus) o para proteger los quirópteros cavernícolas. Además, cabe destacar la singularidad de especies endémicas como la rabaniza amarilla (Diplotaxis ibicensis) o el molinillo (Silene cambessedessii) o, incluso, el Delphinium pentagynum subsp. Formenteranum, exclusivo de Formentera.

Cabe destacar, además, que el área alberga un buen número de especies amenazadas, siendo especialmente relevante para la conservación de ciertas aves marinas como la pardela balear (Puffinus mauretanicus), en peligro crítico de extinción. En este sentido, se establece un periodo de dos años para que las embarcaciones de pesca del arte menor palangrillo alguna de las medidas de mitigación existentes durante los meses de febrero a julio para intentar reducir al máximo las capturas accidentales asociadas a las aves marinas.

El Plan regula, además, diversas actividades como el fondeo, el buceo, las instalaciones de temporada o los estacionamientos. Se prohíbe la prospección y la extracción de petróleo o gas en todo el ámbito marino del área Natura 2000.

Finalmente, se establecen parcelas de muestreo y seguimiento del cambio climático para evaluar los posibles efectos producidos por el cambio climático sobre los hábitats y las especies de interés comunitario presentes en el ámbito del plan de gestión.

Este Plan de gestión tiene una vigencia indefinida. Sin embargo, será objeto de revisión periódica en función del plan de seguimiento.

Source link

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *