Este jueves ha fallecido, a los 94 años, el actor Eduardo Fajardo, uno de los más prolíficos de nuestra industria, pues a lo largo de cinco décadas de carrera intervino en más de 180 largometrajes. Nacido en Meis (Pontevedra) y criado en Haro y Santander, comenzó su carrera en el cine como actor de doblaje a principios de los años cuarenta. Poco después se pone por primera vez delante de la cámara en la película Héroes del 95, de Raúl Alfonso (1947). Interviene en cintas de notable éxito como Locura de amor (1948), de Juan de Orduña, Balarrasa (1950), de José Antonio Nieves Conde o Alba de América (1951), también de Juan de Orduña.

En la década de los cincuenta se traslada a México, donde combina apariciones cinematográficas y televisivas, y a su regreso a España encadena una media de quince títulos anuales, en los que abundan los papeles de villano en ‘spaghetti westerns’ como El séptimo de caballería (1965) de Martin Herbert o Django (1966) de Sergio Corbucci. En su última etapa profesional, se prodigó en el teatro, participando en más de 75 obras, y también intervino en teleseries de éxito como La Barraca o Los gozos y las sombras.



Fuente de la noticia

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *