,

El Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera de las Islas Baleares (IRFAP), organismo dependiente de la dirección general de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, de la conselleria de Agricultura, Pesca y Alimentación, ha llevado a cabo una nueva tanda de injerto de viña en Sa Granja, sede de la conselleria. El IRFAP ha ampliado la colección actual con 15 variedades autóctonas nuevas, que sólo se pueden encontrar en esta finca pública. Ahora la colección contará con un total de 50 variedades. El objetivo es seguir con la experimentación y conservación de estas variedades, algunas desde las que se encuentran en proceso de autorización para la plantación en las Islas Baleares. Se trata de una colección de viña bastante completa de las variedades de las Islas. Asimismo, la voluntad es ampliar más adelante con más variedades antiguas para hacerla más diversa, como la Montón de Pollença.Les nuevas variedades añadidas son autóctonas, como el batista de Felanitx, la jora de Menorca o el fogoneu mallorquín; y también de fuera, que se utilizan de testigo en las colecciones, como el Chardonnay y el Cabernet Sauvignon. Esta nueva plantación pretende mejorar el reservorio de variedades antiguas de Mallorca, iniciar el de Menorca y mejorar las plantaciones existentes, así como reactivar la finca de Sa Granja. El injertada se ha llevado a cabo sobre bordo, en precio de 110-R, con injerto inglés principalmente. Las mudas de las diferentes variedades han sido escogidas de la colección antigua de Sa Granja o de fincas de fora.La mayoría de las variedades plantadas son experimentales, no autorizadas o en proceso de autorización, como giró negro, espolón de gallo, callet negrella o falta de Tibú. También los hay ya autorizadas como la gorgollassa, el escursac, mantonegro, etc.L'IRFAP hace una tarea de conservación y experimentación con estudios de las diferentes variedades. A la vez, tiene un programa de cesión de material vegetal no autorizado, que se establece mediante la resolución del director general, y que permite la cesión de este material, siempre que no se comercialice. Este año, por ejemplo, se han recibido dos solicitudes: una de Callet negrella (en proceso de autorización) y una de vinatero blanc.Aquest organismo es también el que solicita las autorizaciones de variedades no autorizadas, respuesta de las peticiones del sector. Se trata de un proceso largo, que debe avalar el ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, pero que permite recuperar comercialmente variedades y hacer que los vinos sean más auténticos y diferenciados.

Agricultura amplía con 15 variedades autóctonas la colección de viña de Sa Granja

El Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera de las Islas Baleares (IRFAP), organismo dependiente de la dirección general de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, de la conselleria de Agricultura, Pesca y Alimentación, ha llevado a cabo una nueva tanda de injerto de viña en Sa Granja, sede de la conselleria. El IRFAP ha ampliado la colección actual con 15 variedades autóctonas nuevas, que sólo se pueden encontrar en esta finca pública. Ahora la colección contará con un total de 50 variedades. El objetivo es seguir con la experimentación y conservación de estas variedades, algunas desde las que se encuentran en proceso de autorización para la plantación en las Islas Baleares. Se trata de una colección de viña bastante completa de las variedades de las Islas. Asimismo, la voluntad es ampliar más adelante con más variedades antiguas para hacerla más diversa, como la Montón de Pollença.

Las nuevas variedades añadidas son autóctonas, como el batista de Felanitx, la jora de Menorca o el fogoneu mallorquín; y también de fuera, que se utilizan de testigo en las colecciones, como el Chardonnay y el Cabernet Sauvignon. Esta nueva plantación pretende mejorar el reservorio de variedades antiguas de Mallorca, iniciar el de Menorca y mejorar las plantaciones existentes, así como reactivar la finca de Sa Granja. El injertada se ha llevado a cabo sobre bordo, en precio de 110-R, con injerto inglés principalmente. Las mudas de las diferentes variedades han sido escogidas de la colección antigua de Sa Granja o de fincas de fuera.

La mayoría de las variedades plantadas son experimentales, no autorizadas o en proceso de autorización, como giró negro, espolón de gallo, Callet negrella o falta de Tibú. También los hay ya autorizadas como la gorgollassa, el escursac, mantonegro, etc.
El IRFAP hace una tarea de conservación y experimentación con estudios de las diferentes variedades. A la vez, tiene un programa de cesión de material vegetal no autorizado, que se establece mediante la resolución del director general, y que permite la cesión de este material, siempre que no se comercialice. Este año, por ejemplo, se han recibido dos solicitudes: una de Callet negrella (en proceso de autorización) y una de vinatero blanco.
Este organismo es también el que solicita las autorizaciones de variedades no autorizadas, a respuesta de las peticiones del sector. Se trata de un proceso largo, que debe avalar el ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, pero que permite recuperar comercialmente variedades y hacer que los vinos sean más auténticos y diferenciados.

Source link

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *