Jorge Martínez Antolín y Ana Alós piden al Gobierno la contratación de empresas de transporte para facilitar la movilidad de los trabajadores

El Grupo Parlamentario Popular en el Senado ha presentado una moción, para su debate en la Comisión de Agricultura, Pesca y Alimentación, en la que pide al Gobierno que abra las fronteras para aquellos trabajadores que vienen de otros países para la recolección de frutas y hortalizas, asegurando en todo momento la seguridad sanitaria.

La iniciativa, firmada por los senadores de Palencia y Huesca, Jorge Martínez Antolín y Ana Alós, respectivamente, solicita también que se contraten empresas de transporte para facilitar la movilidad de estos trabajadores a las zonas de trabajo, cumpliendo con las medidas de distanciamiento que establece el estado de alarma.

Según explican los senadores populares en el texto de la moción, España es el mayor exportador hortofrutícola de la Unión Europea y, por ello, necesita mucha mano de obra. El sector agrario requiere durante los próximos meses de un volumen de trabajadores que oscila entre los 100.000 y los 150.000.

Jorge Martínez Antolín y Ana Alós recuerdan que sólo en el Valle del Ebro se necesitan unos 50.000 trabajadores para recoger la fruta de hueso y, en situación similar, está el Valle del Jerte (cerezas), Alicante (níspero), Guadalajara (espárrago), Valencia (patatas y cebollas) o las provincias de Granada, Córdoba y Cuenca (ajo).

“La demanda de mano de obra es habitualmente cubierta, además de por los temporeros de la zona, por personas procedentes de Rumanía y Marruecos, pero el cierre de las fronteras como consecuencia de las restricciones impuestas para frenar la pandemia del COVID-19, ha hecho imposible contratar extranjeros “en origen”, como en años anteriores”, afirman los senadores del Grupo Popular.

Así mismo, reclaman la creación de una bolsa de empleo con trabajadores formados en este tipo de recolección que garanticen fiabilidad y rendimiento laboral; y decretar la movilidad interprovincial para estos trabajadores, con el fin de que se puedan desplazar para realizar tareas urgentes en las explotaciones agrícolas tales como recogida y poda en verde, asegurando la seguridad sanitaria.

AYUDAS DE LA UNIÓN EUROPEA

En cuanto a las ayudas de la Unión Europea, Martínez Antolín y Ana Alós consideran que dichas ayudas se deben reestructurar para que el sector de los frutos rojos pueda recibir unos porcentajes similares a los que reciben otros sectores agrícolas.

Además, piden que se impulse, en el seno de la Unión Europea, la derogación temporal del Reglamento (UE) N.º 1308/2013, aplicable a las organizaciones de productores de frutas y hortalizas, a fin de tener más flexibilidad en la ejecución de los programas operacionales.

Por último, la moción presentada por los senadores del PP insta al Ejecutivo a que proponga la modificación del artículo 1 del Reglamento Delegado (UE) 2020/592 de la Comisión de 30 de abril de 2020, por el que se establecen medidas excepcionales de carácter temporal que autorizan excepciones a determinadas disposiciones del Reglamento (UE) N.º 1308/2013, del Parlamento Europeo y del Consejo, para hacer frente a la perturbación del mercado causada por la pandemia de COVID-19 en el sector de frutas y hortalizas, así como en el vitivinícola, y así poder incluir tanto los gastos generales de producción, como los gastos excepcionales resultantes del COVID-19.




Source link

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *