Se pone en marcha el protocolo de & # 039; ADN a partir de los restos localizados en el cementerio de Sencelles

El equipo de arqueólogos de ATICOS, encargado de la segunda fase de investigación de las posibles fosas en el cementerio de Sencelles que impulsa el Gobierno de las Islas Baleares, ha recuperado a día de hoy 3.500 fragmentos de huesos humanos que corresponden a un mínimo de 50 individuos de diferentes edades. Entre estos fragmentos, hay algunos restos craneales que presentan defectos compatibles con lesiones perimortem ** -producidas en torno a la muerte del individuo-. Según los primeros análisis forenses, no se descarta la posibilidad de que estas lesiones hayan sido provocadas por el impacto de un proyectil de arma de fuego.

Esta es la razón por la que el equipo de ATICOS pone en marcha ahora la segunda fase de estudio que incluye la recogida de todos los datos genéticos de los familiares de las tres víctimas que se buscan en el cementerio de Sencelles para cruzar -las con los restos óseos localizadas.

Los restos se han recuperado durante las tareas de excavación en la zona 1 oeste de la terraza inferior del cementerio de Sencelles -una área de unos 70 m2 x 1,20m de profundidad de la parte más inferior de esta terraza, que limita con los nichos de construcción recientemente, donde se ubica el cementerio civil primitivo, ya existente en el siglo XIX.

Así lo han comunicado esta tarde el secretario autonómico de Memoria Democrática y Buen Gobierno, Jesús Jurado y el director general de Memoria Democrática, Marco Herrera a los miembros de la Comisión Técnica de Desaparecidos y Fosas, donde ha intervenido el arqueólogo Cesc Busquets, responsable de 'ATICOS.

Restos muy alteradas y fragmentadas

El informe de valoración antropológica-forense, que ha analizado estos 3.500 fragmentos de huesos localizados en Sencelles, explica que todos estos restos corresponden a huesos o fragmentos óseos procedentes de un depósito de remoción y que se han encontrado sin ningún tipo de articulación o coherencia anatómica. Son restos incompletas y presentan alteraciones importantes post mortem, Debido a las modificaciones que han sufrido los enterramientos. Hay que recordar que en el cementerio de Sencelles, entre las décadas de 1950 y 1980 se llevaron a cabo diferentes remodelaciones que afectaron los enterramientos realizados desde el siglo XIX. Por lo tanto, los restos se encuentran, a día de hoy, muy alteradas y fragmentadas debido a la remoción que ha sufrido el terreno.

Todos estos hechos, indica el informe, limitan y condicionan la interpretación de las lesiones, por lo que se deben seguir estudiando y analizando las evidencias de estos casos que presentan lesiones perimortem y se recomienda activar el protocolo de ADN de los restos y de los posibles familiares vivos.

"El hallazgo de estos restos es una gran noticia porque nos permite abrir una segunda fase en la investigación", explica el secretario autonómico de Memoria Democrática y Buen Gobierno, Jesús Jurado, "nos permite seguir trabajando en una posible identificación de estos restos que, a día de hoy, no sabemos quiénes son. Hasta que hagamos el cruce del ADN no podremos obtener más información. Hay que dejar trabajar los equipos de antropólogos y forenses, y mantener la máxima prudencia por respeto, sobre todo, a las familias que buscan a sus seres queridos ".

El protocolo de ADN

A partir de ahora, el equipo de ATICOS pone en marcha la segunda fase de estudio que incluye la recogida de ADN de los familiares de las tres víctimas que se buscan en la fosa de Sencelles -los dos montuirers Josep Miralles Garau ( 31 años) y José Serra Joan (56 años), y Pilar Sánchez Llabrés (33 años), vecina de Palma- así como la elaboración de su árbol genealógico y la recogida de los datos físicos de cada víctima -como antecedentes médicos y clínicos .

Una vez recogido, este material genético será analizado en los laboratorios de la Universidad Autónoma de Barcelona y la Universidad Pompeu Fabra, donde el ADN de los familiares se cruzará con los resultados de ADN de los restos óseos localizadas.

Está previsto que en los próximos días se pueda dar por concluida la excavación de la zona oeste del cementerio de Sencelles. Entonces los arqueólogos procederán a realizar sondeos en otras zonas donde el georradar había detectado alteraciones, antes de dar por concluida esta segunda fase.

** Lesión perimortem: Cualquier daño o alteración en hueso fresco, ya sea antes, durante o después de la muerte de la persona. el término perimortem significa alrededor de la muerte.

Source link

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *