Las historias son universales, y las buenas historias, además, pueden adoptar casi cualquier forma. La literatura ha sido y continúa siendo fuente de inspiración para cineastas de todo el mundo, que traducen en imágenes y sonidos las palabras propias o de otros escritores. Los Premios Goya, que cada año reconocen las mejores obras cinematográficas de la industria española, han coronado en numerosas ocasiones adaptaciones de obras literarias. Estas son las cintas ganadoras del Goya a Mejor Película que nacieron entre las páginas de un libro.

El viaje a ninguna parte

La primera producción en levantar el Goya más pesado cuenta con guión y dirección de Fernando Fernán-Gómez, que también la protagoniza. Pero es que, además, la cinta adapta una novela del propio Fernán-Gómez, un auténtico creador todoterreno. La historia de El viaje a ninguna parte retrata el penoso día a día de un grupo de ‘cómicos de la legua’, cuyas peripecias, unas veces entroncadas con la picaresca, otras veces con el costumbrismo, otras con la literatura de imaginación, jocosas en unos momentos y en otros patéticas, tienen como telón de fondo la España dura de los años cuarenta. A lo largo del viaje el trabajo se entremezcla con el amor, los problemas económicos con los familiares, el hambre con el triunfo soñado.

El bosque animado

En la segunda edición de los galardones, celebrada en 1988, una nueva adaptación se hizo con el premio gordo. Con guión de Rafael Azcona, José Luis Cuerda firmó está adaptación de la obra homónima de Wenceslao Fernández Flores, que también se hizo con los premios a Mejor Actor Protagonista para Alfredo Lanza, Mejor Diseño de Vestuario y Mejor Música Original. Las pequeñas historias de personajes de lo más diversos y variopintos se desarrollan entre los árboles de este bosque animado. El tren, que bordea los caminos y que va trayendo y llevando gente, se presenta como nexo entre universos dispares: la pobreza y la riqueza, el trabajo y la explotación.

El sueño del mono loco

Basada en el libro Le rêve du singe fou (El sueño del mono loco) del escritor francés Christopher Frank, Fernando Trueba firmó esta cinta en inglés que sigue a Dan Gillis, un guionista americano que ha sido abandonado por su mujer y es contratado por un antiguo productor para escribir el guión de una película, que dirigirá un desconocido e inquietante joven director, Malcolm Green. Seducido por la enigmática personalidad del realizador, Dan se sumerge en su extraño y perturbador universo marcado por las relaciones incestuosas entre Malcolm y su hermana, Jenny.

Días contados

Antonio, un pistolero de la banda terrorista ETA, conoce a Charo días antes de cometer un atentado; una drogadicta de dieciocho años que, a pesar del ambiente sórdido en el que ha crecido, conserva todavía la ingenuidad. Él ha dedicado su vida a una causa en la que ya no cree y su malestar crece al sentirse atrapado en un callejón sin salida donde todo es destrucción y muerte. Esta potente historia es idea de Juan Madrid, cuya novela Días contados encontró forma e imágenes de la mano de Imanol Uribe, con una cinta multipremiada que se alzó con ocho galardones.

Celda 211

La novela homónima de Francisco Pérez Gandul, publicada en 2003, fue el punto de partida de Daniel Monzón y Jorge Guerricaechevarría para escribir el premiado guión de Celda 211, cinta que se hizo con ocho goyas, entre ellos a Mejor Película, Dirección, Montaje y Actor Protagonista para Luis Tosar. Juan, funcionario de prisiones, se presenta en su nuevo destino un día antes de su incorporación oficial. Allí, sufre un accidente minutos antes de que se desencadene un motín en el sector de los FIES, los presos más temidos y peligrosos. Sus compañeros no pueden más que velar por sus propias vidas y abandonan a su suerte el cuerpo desmayado de Juan en la Celda 211. Al despertar, Juan comprende la situación y se hará pasar por un preso más ante los amotinados. A partir de ese momento, nuestro protagonista tendrá que jugársela a base de astucia, mentiras y riesgo, sin saber todavía qué paradójica encerrona le ha preparado el destino.

Pa negre

En los duros años de la posguerra rural en Cataluña, Andreu, un niño que pertenece al bando de los perdedores, encuentra en el bosque los cadáveres de un hombre y su hijo. Las autoridades quieren cargarle las muertes a su padre, pero él, para ayudarle, intenta averiguar quiénes son los auténticos responsables. En este recorrido Andreu desarrolla una conciencia moral frente a un mundo de adultos alimentado por las mentiras. Para sobrevivir, traiciona sus propias raíces y acaba descubriendo el monstruo que habita en él. Emili Teixidor es el autor de la obra literaria que adaptó con éxito Agustí Villaronga, y que se convirtió en la primera producción en lengua catalana en hacerse con el Goya a Mejor Película.

Blancanieves

18 nominaciones y 10 Premios Goya son el espectacular bagaje de esta adaptación libre del cuento de los hermanos Grimm, que Pablo Berger resituó en la Andalucía de los años 20 y filmó con las técnicas del cine mudo. Blancanieves se transforma en Carmen, una bella joven con una infancia atormentada por su terrible madrastra, Encarna. Huyendo de su pasado, Carmen, emprenderá un apasionante viaje acompañada por sus nuevos amigos: una troupe de enanos toreros.

La librería

A finales de los años cincuenta, Florence Green decide hacer realidad uno de sus mayores sueños: abandonar Londres y abrir una pequeña librería en un pueblo de la costa británica. Pero para su sorpresa, esta decisión desatará todo tipo de reacciones entre los habitantes de la localidad. Isabel Coixet, una de las cineastas más consolidadas del cine español, adaptaba con esta cinta la novela del mismo título de Penélope Fitzgerald, publicada en 1978. La cinta le procuró a Coixet asimismo los reconocimientos de Mejor Dirección y Mejor Guion Adaptado.

 



Fuente de la noticia

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *