Desde mi ventana: Clàudia Cedó


El Centro Dramático Nacional (CDN) inaugura la sección Desde mi ventana en su web y redes sociales. Distintas autoras y autores escribirán y leerán un texto de creación sobre lo que ven desde su ventana. El primer podcast ha sido escrito por Clàudia Cedó que esta temporada emocionó al público con su texto Como una perra en un descampado.

Confinamiento

Me levanto
Ordeno un poco la casa.
Hago mi rutina de ejercicios
Me ducho
Me preparo un buen desayuno
Y me pongo a escribir con un café delante
Son las nueve y media
Ella todavía no se ha despertado
Cuando se levante habrá tetas, y siestas, y parloteos incomprensibles que te hacen reír
Cuando se levante ya no podré escribir seguido
Lo haré entre toma y toma, cuando se duerma, cuando se quiera quedar en la hamaquita sola
Cuando se levante, ya mi trabajo pasará a un segundo término.
Lo veré desde lejos, como las montañas del fondo, que se vuelven azules
Y las de delante, las más cercanas, son verdes y nítidas, como más importantes.

Pero un día hay alguien que tose sobre otro alguien.
Y ese segundo alguien va al mercado y tose sobre la comida que compran muchos más
Y así empieza a propagarse un virus que acabará llegando a mi pequeña ciudad, obligándonos a todos a recluirnos en nuestras casas.
También a él
Entonces empezará un nuevo día.
Cuando ella se levante habrá tetas, y siestas, y parloteos incomprensibles que te hacen reír
Pero yo no dejaré de escribir
Porque no estaré sola con la niña.
Estará él, que podrá verla cada mañana despertar.
Que podrá disfrutarla y cuidarla
Y mi trabajo volverá a ser una montaña de las de delante.
Una de las verdes y nítidas
Una de las importantes.

Me doy cuenta del privilegio de poder vivir así este confinamiento.
De no tener que compartir espacio con quien me trata mal
De tener un espacio que compartir con alguien
De tener encargos que escribir
y un oficio que puedo hacer desde casa.
De no estar enferma ni ser vulnerable a estarlo.

Pero también me ha servido este confinamiento para darme cuenta de lo necesaria que es la igualdad entre la baja de paternidad y la de maternidad.
Porque tener una habitación propia es importante.
Pero también lo es tener tiempo para entrar en ella.

(Clàudia Cedó)

El Centro Dramático Nacional (CDN) inaugura la sección Desde mi ventana en su web y redes sociales. Distintas autoras y autores escribirán y leerán un texto de creación sobre lo que ven desde su ventana. El primer podcast ha sido escrito por Clàudia Cedó que esta temporada emocionó al público con su texto Como una perra en un descampado.

Confinamiento

Me levanto
Ordeno un poco la casa.
Hago mi rutina de ejercicios
Me ducho
Me preparo un buen desayuno
Y me pongo a escribir con un café delante
Son las nueve y media
Ella todavía no se ha despertado
Cuando se levante habrá tetas, y siestas, y parloteos incomprensibles que te hacen reír
Cuando se levante ya no podré escribir seguido
Lo haré entre toma y toma, cuando se duerma, cuando se quiera quedar en la hamaquita sola
Cuando se levante, ya mi trabajo pasará a un segundo término.
Lo veré desde lejos, como las montañas del fondo, que se vuelven azules
Y las de delante, las más cercanas, son verdes y nítidas, como más importantes.

Pero un día hay alguien que tose sobre otro alguien.
Y ese segundo alguien va al mercado y tose sobre la comida que compran muchos más
Y así empieza a propagarse un virus que acabará llegando a mi pequeña ciudad, obligándonos a todos a recluirnos en nuestras casas.
También a él
Entonces empezará un nuevo día.
Cuando ella se levante habrá tetas, y siestas, y parloteos incomprensibles que te hacen reír
Pero yo no dejaré de escribir
Porque no estaré sola con la niña.
Estará él, que podrá verla cada mañana despertar.
Que podrá disfrutarla y cuidarla
Y mi trabajo volverá a ser una montaña de las de delante.
Una de las verdes y nítidas
Una de las importantes.

Me doy cuenta del privilegio de poder vivir así este confinamiento.
De no tener que compartir espacio con quien me trata mal
De tener un espacio que compartir con alguien
De tener encargos que escribir
y un oficio que puedo hacer desde casa.
De no estar enferma ni ser vulnerable a estarlo.

Pero también me ha servido este confinamiento para darme cuenta de lo necesaria que es la igualdad entre la baja de paternidad y la de maternidad.
Porque tener una habitación propia es importante.
Pero también lo es tener tiempo para entrar en ella.

(Clàudia Cedó)







Fuente de la Noticia

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *