Durante la tercera sesión del G20 Sanidad que se celebra durante estos días en Roma, Darias ha alertado sobre la baja cobertura vacunal de estos estados -sólo el 2% de su población cuenta con, al menos, una dosis- así como de la importancia de que se mejoren estos registros ya que «nadie estará a salvo hasta que todos estén a salvo».

«Necesitamos actuar», ha subrayado la ministra Darias, quien ha señalado que sólo mediante una respuesta multilateral puede resolverse con éxito una crisis sanitaria mundial como la actual y ha citado algunos de los mecanismos y propuestas que está impulsando España como el ACT-Accelerator o la iniciativa ‘Vaccines for All’.

En este sentido, la ministra ha explicado que España está colaborando con el mecanismo COVAX y otras cesiones bilaterales, gracias a las que ya se han donado más de 6 millones de dosis a países en desarrollo.

Darias ha defendido también la importancia de compartir conocimientos, aumentar la producción y acelerar la distribución, como está haciendo nuestro país con el C-TAP, para asegurar que nadie se queda atrás.

España, ha precisado la ministra de Sanidad, también respalda un tratado internacional sobre pandemias que asegure una mayor coordinación a nivel político, una mejor preparación, análisis de riesgos y alerta temprana.

Asimismo, la ministra Darias ha coincidido con el resto de países del G20 en la importancia de abordar los retos sanitarios desde la perspectiva de «Una Salud» (One Health), que incorpora factores humanos, animales y medioambientales.

Segunda sesión del G20

En la segunda sesión del G20 de Salud, la ministra Darias ha insistido en que la definición de estrategias globales comunes para apoyar el acceso equitativo a vacunas, tratamientos y diagnósticos debería ser un objetivo de todos los países y ha subrayado que el objetivo fundamental a largo plazo es alcanzar la cobertura sanitaria universal.

Darias ha indicado que, sólo reforzando las capacidades de los sistemas de salud de todos los países, será posible estar preparados para afrontar futuras amenazas transfronterizas graves para la salud y que, sólo invirtiendo en la atención de la salud pública y universal, será posible proteger a la ciudadanía.

Para hacerlo posible, la ministra, que ha animado a trabajar en esta línea, ha apuntado algunas de las lecciones aprendidas en la pandemia, como el valor de lo público y que la mejor herramienta para hacer frente a los desafíos son nuestros sistemas de salud.

Por eso, ha añadido, es importante mejorar sus capacidades, principalmente la asistencial, de prevención, de investigación, de recursos humanos y la capacidad de resiliencia.

En este sentido, ha explicado que, en el caso del Sistema Nacional de Salud, España está trabajando en mejorar los sistemas de vigilancia epidemiológica y la preparación ante emergencias sanitarias, impulsando un Centro Estatal de Salud Pública.

Por último, ha citado buenas prácticas como la Estrategia Europea de Vacunación, en la que España ha tenido un papel relevante, y que muestra el poder de la unidad de acción y los beneficios del trabajo multilateral.

En este mismo sentido se ha referido al Programa de Resistencia a los Antibióticos, que ha logrado reducir el uso de antibióticos veterinarios en un 58%, una de las mayores disminuciones en la UE, y el Plan Estratégico de Salud y Medio Ambiente, que se dará a conocer en breve.



Source link

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *