comisión Europea


Gracias ministro. Honorables representantes de los medios.

Con respecto a las reglas fiscales de la UE, permítanme agradecer primero al profesor Niels Thygesen por su excelente informe y por la presentación de hoy. De hecho, proporcionó mucha comida para pensar.

Durante las discusiones de hoy, muchos colegas dijeron que nuestras actuales reglas fiscales de la UE están funcionando razonablemente bien. Pero no son perfectos. Pero los resultados están ahí:

  • El déficit presupuestario excesivo de los países europeos se ha reducido. Esta es la primera vez desde la crisis que no tenemos un Estado miembro bajo el procedimiento de déficit excesivo.
  • El nivel de deuda pública en la UE está disminuyendo y se espera que este año llegue al 80% del PIB, frente al 88% en 2014.
  • Es cierto que estas mejoras a menudo ocurrían gracias a un mayor crecimiento económico, pero también es evidencia de que la gobernanza fiscal de la UE funciona.
  • Muchos también reconocieron la necesidad de un grado de flexibilidad y adaptabilidad para equilibrar la sostenibilidad fiscal y el crecimiento.

Pero siempre hay margen de mejora.

Habiendo abordado directamente la implementación del Pacto de Estabilidad y Crecimiento durante los últimos 5 años, puedo estar de acuerdo con la mayoría de las deficiencias identificadas por el Consejo Fiscal Europeo: complejidad, pérdida de propiedad, algún sesgo procíclico en los buenos y malos momentos, por nombrar pocos elementos.

Hoy, muchos Estados miembros se manifestaron a favor de simplificar las normas para aumentar la transparencia y la previsibilidad. Cabe destacar que el número de indicadores en la evaluación podría reducirse y podríamos confiar menos en variables no observables, como las brechas de producción. El EFB, por ejemplo, propone confiar únicamente en un ancla de la deuda y un objetivo operativo definido por un punto de referencia de gastos.

Varios colegas también llamaron a centrarse en una mejor implementación y aplicación.

En general, la discusión de hoy pareció confirmarme que debemos abordar con cautela una posible revisión de la legislación.

Necesitamos más análisis y debates, incluso en el contexto de una revisión de la legislación Six-Pack y Two-pack, que la Comisión debe entregar antes de fin de año.

También tendremos que evaluar si podemos alcanzar un acuerdo realista sobre reglas más simples sin abrir la legislación.

Una vez más, acojo con beneplácito la oportuna decisión de la Presidencia finlandesa de darnos la oportunidad de debatir el tema de la fiscalidad energética, ya que esta es un área en la que es esencial que la próxima Comisión avance.

Como saben, la Presidenta electa, Ursula von der Leyen, anunció en sus directrices políticas varias acciones políticas para un acuerdo verde europeo. Una revisión de la Directiva de Fiscalidad Energética podría ser parte de este paquete.

Los servicios de la Comisión publicaron esta semana una evaluación de la Directiva de 2003. El objetivo es evaluar el desempeño de la Directiva con respecto a sus objetivos y objetivos políticos en evolución.

En términos de resultados: por un lado, la Directiva sobre el impuesto a la energía ha contribuido al buen funcionamiento del mercado interior mediante el establecimiento de normas armonizadas.

Pero la evaluación también muestra que las reglas de la UE están claramente fuera de sintonía con la considerable evolución de los mercados de tecnología y energía en los últimos 15 años. Ya no contribuyen de manera efectiva al nuevo marco regulatorio de la UE y a los objetivos políticos en el área del clima y la energía.

Así que me alegré de ver que muchos ministros comparten la opinión de la Comisión de que los impuestos sobre la energía tienen un papel clave que desempeñar para lograr los objetivos climáticos y ambientales de la Unión.

Hay una serie de posibles soluciones para abordar los principales desafíos que enfrentamos. Algunos países plantearon la opción de imponer impuestos a la aviación o abordar los desequilibrios entre las tasas impositivas de los productos energéticos como el diesel y la gasolina. O promoviendo el uso de energías renovables y aumentando la eficiencia energética.

Por supuesto, tendremos en cuenta todos los puntos de vista para la próxima Comisión como parte del Acuerdo Verde Europeo.

Para reiterar: debemos hacer progresos concretos en este tema durante el próximo mandato porque debemos cumplir las promesas que hemos hecho a los europeos sobre cuestiones climáticas y ambientales.

Gracias.



Source link

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *