Cerca de 300 agrupaciones del voluntariado de Protección Civil trabajan para frenar el Covid-19


El consejero de la Presidencia, Elías Bendodo, agradece el «compromiso» y subraya el «papel fundamental» de estos voluntarios, sobre todo en apoyo social a la población más vulnerable

El consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior de la Junta de Andalucía, Elías Bendodo, ha mantenido un encuentro con más de una veintena de representantes de las casi 300 agrupaciones del voluntariado de Protección Civil de Andalucía que hay activadas a día de hoy, a los que ha trasladado su agradecimiento por «su implicación, entrega y compromiso» en la lucha frente al coronavirus.

Bendodo ha mantenido una videoconferencia con los delegados del Gobierno de la Junta de Andalucía y con representantes de las agrupaciones, a la que también han asistido el viceconsejero de la Presidencia, Antonio Sanz, el secretario general de Interior, Miguel Briones, y el director general de Emergencias y Protección Civil, Agustín Muñoz. El consejero, durante la misma, ha puesto en valor el «trabajo fundamental» de los voluntarios que, durante estas semanas, colaboran «codo con codo» con los servicios de emergencia para responder de manera eficaz a las necesidades de la ciudadanía en esta difícil situación.

Actualmente, están activados cerca de 2.500 voluntarios de 299 agrupaciones de voluntariado de las 321 que existen en Andalucía. Desde que se decretara el estado de alarma el pasado 14 de marzo y se activara el Plan Territorial de Emergencia de Andalucía (PTEAnd), un total de 253 municipios han activado su plan de emergencia municipal.

Una de las funciones principales que desarrolla el voluntariado en estos días es la asistencia a la población más vulnerable con objeto de cubrir sus necesidades básicas, como la adquisición de alimentos o medicamentos. El consejero ha recordado, en este sentido, «su valiosa aportación, sobre todo con nuestros mayores, que son los que más están sufriendo los efectos de esta crisis sanitaria».

Además, el voluntariado realiza labores de información a la población y asistencia a comedores sociales; atención telefónica a personas mayores que están solas en sus domicilios, colaboración con los agentes de la diferentes policías locales en el control de aforo de establecimientos y en la vigilancia de parques y espacios públicos para evitar la concurrencia de personas; distribución de los equipos de protección individual (EPI); desinfección de calles y vehículos, y, en los últimos días, reparto de mascarillas.

«Podemos sentirnos orgullos de contar en Andalucía con estas agrupaciones, ejemplo de entrega incondicional, que están siempre cuando más se les necesitan, así que sólo podemos daros las gracias», ha trasladado el consejero a los representantes del voluntariado.

Impulso al voluntariado

Bendodo ha recordado que, para la Junta de Andalucía, la Protección Civil es una prioridad y eso se manifiesta en los múltiples pasos que se han dado y que evidencian este compromiso. «El Gobierno andaluz es muy consciente del papel que juegan las agrupaciones del voluntariado en la sociedad, porque constituyen una pieza fundamental de la participación ciudadana en la gestión de las emergencias y porque contribuye a crear sociedades más fuertes», ha destacado.

Entre las principales aportaciones del Ejecutivo andaluz destaca la aprobación de la nueva Orden de Homologación de la Formación del Voluntariado de Protección Civil, una norma que garantiza el derecho a una formación de calidad y con garantías, tal y como recoge el Reglamento General de las Agrupaciones del Voluntariado de Protección Civil.

Además, la Junta de Andalucía ha dotado de más recursos al colectivo del voluntariado. Así, casi se ha duplicado el presupuesto para las subvenciones, se ha pasado de los 400.000 euros de 2019 a los 700.000 de este año. La ampliación en la línea de subvenciones ha venido acompañada también de otras medidas como la modificación en las bases reguladoras para permitir a las agrupaciones la adquisición de bienes inventariables, tal y como lo habían solicitado.

En la misma línea, ha explicado la apuesta del Gobierno autonómico por un cambio importante en la Escuela de Seguridad Pública de Andalucía (ESPA), que va a ser transformada en un Instituto de Emergencias y Seguridad Pública con el objetivo de impulsar la formación y favorecer la participación de Protección Civil en las actividades formativas.

Más formación durante la crisis sanitaria

Además, la Junta de Andalucía ha intensificado la formación del voluntariado a través de una ‘Guía sobre actuaciones preventivas básicas’ dirigida a las agrupaciones a partir de las indicaciones sanitarias del Ministerio de Sanidad, que tiene por objeto prevenir contagios por coronavirus entre el voluntariado. Dicho documento recoge desde medidas preventivas de carácter general, hasta otra serie de instrucciones sobre la evaluación de la exposición al riesgo, y el establecimiento de criterios para la selección y utilización de EPI, relativos a las mascarillas, guantes, gafas y ropa de protección que incluyen la elección de los equipos más adecuados en función del riesgo de exposición, cómo colocar los equipos adecuadamente y cómo retirarlos y desecharlos sin riesgos.

La Junta también ha elaborado un manual dirigido al voluntariado en el que se establecen las funciones de este colectivo en la crisis del coronavirus y que se orientan, con carácter general, en labores de apoyo operativo y preventivo.





Fuente del artículo

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *