Aumenta un 37% el gasto en programas para el empleo en los sectores afectados por la crisis


Se destinarán 522,9 millones a incentivos para fomentar la ocupación y 269 millones para servicios al empleo de cara a mejorar la eficacia del SAE

Más de 522 millones de euros de los presupuestos de la Consejería de Empleo Formación y Trabajo Autónomo del próximo año se destinarán a programas para mantener la ocupación en sectores que se están viendo especialmente dañados por la crisis, según ha explicado este martes la consejera Rocío Blanco en el Parlamento de Andalucía, que ha avanzado que se pondrán en marcha programas «muy ambiciosos» destinados a amortiguar la caída del empleo en las actividades más castigadas por las restricciones, y supondrán un aumento del 37% en el gasto en este tipo de incentivos.

Durante su comparecencia en la Comisión de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo para presentar las principales líneas del presupuesto para 2021, Rocío Blanco ha detallado que el proyecto de ley recoge una dotación de 1.247.448.396 euros para su departamento, una cifra que supone un incremento de un 6,5%, 75,61 millones más para afrontar el próximo ejercicio.

Grandes líneas

Por grandes líneas de actuación, Rocío Blanco ha dividido las cuentas públicas de su Consejería en cuatro bloques: servicios para el empleo, que concentran aproximadamente una cuarta parte (el 25,6%; 269,68 millones); programas de incentivos al empleo y mejora de la empleabilidad (38% y 587.50 millones); formación para el empleo (18,2% y 194,70 millones); y actuaciones dirigidas a la mejora de las relaciones laborales y otros capítulos, como las políticas de juventud (18,1% y 195,01 millones de euros).

En cuanto a las fuentes de financiación, los recursos propios suponen casi la mitad (45%) del presupuesto, seguidos de los fondos europeos (29%) y de los recursos de la Conferencia Sectorial de Empleo y Asuntos Laborales (26%).

Servicios al empleo

Los servicios al empleo, con 269,68 millones, ha sido la primera línea abordada por la consejera en su comparecencia, en la que ha desgranado distintas medidas con las que se pretende mejorar la actuación el SAE, en línea con los objetivos del Plan Director de Ordenación de las Políticas de Empleo y Relaciones Laborales de Andalucía. La orientación laboral, con 116,35 millones, y la prestación directa de servicios, que aumenta un 61% hasta los 56,38 millones, son algunos de los aspectos destacados por Rocío Blanco en este apartado, en el que ha citado el gasto en 22,4 millones para modernización y mejora del SAE; los 14,5 millones para soluciones tecnológicas; la implantación de un innovador sistema de perfilado estadístico basado en Inteligencia Artificial y Big Data, así como la Oficina del Dato del servicio público de empleo e importantes cambios en el modelo de intermediación.

Formación

Con 194,7 millones, la Formación seguirá siendo prioritaria, y la consejera ha aclarado que este año habrá que dedicar menos presupuesto al «arrastrado» que supone el pago de acciones formativas anteriores a 2016, que este años e limitan a 34,84 millones, lo que supondrá que el gasto real en nuevas actuaciones y programas suponga un aumento del 9,2% sobre 2020.

El desarrollo del nuevo modelo de licitación pública, que sustituye a las subvenciones, centrará los 142,39 millones destinados a la formación e desempleados, con programas como Andaluces Digitales, el del sector de la hostelería y turismo, construcción, o cursos provinciales en especialidades específicas, administrativamente ya iniciados, a los que se sumarán este año los destinados a menores de 25 años (5 millones); tecnología 5G (3,8 millones); sector agrario (3 millones); teleformación (20 millones); u otros en fase de diseño centrados en el sector aeronáutico o la economía verde.

Incentivos al empleo

Con respecto a los 522,9 millones destinados a actuaciones para mantener la ocupación en sectores en crisis, la consejera avanzó la puesta en marcha de un programa destinado a empresas y trabajadores que hayan estado incluidas en ERTE, al que se sumarán incentivos al empleo indefinido para personas que hayan realizado prácticas no laborales; ayudas a la conciliación; incentivos para la inserción de personas con discapacidad (84,98 millones); o medidas para favorecer la igualdad y el acceso de la mujer al mercado de trabajo. Por último, la consejera ha adelantado que se pondrá en marcha un Plan de Reincorporación al Empleo para desempleados pertenecientes a sectores más castigados por la crisis, que desarrollará bajo fórmulas de colaboración público-privada.

Autónomos y economía social

En cuanto a las políticas destinadas a los autónomos y la economía social, Rocío Blanco ha cifrado en 64,6 millones las medidas de apoyo con novedades como ayudas a la transformación digital y a la innovación de los negocios, las medidas de promoción de la conciliación o el fomento del empleo con carácter indefinido en cooperativas y sociedades laborales.

Juventud y Emprendimiento

En las partidas destinas a organismos, la consejera ha asegurado que el Instituto Andaluz de la Juventud contará con 20,25 millones, a los que se sumarán distintas medidas de fomento del empleo juvenil que se reforzarán, especialmente, en el apartado de formación. Por otra parte, Andalucía Emprende contará con un presupuesto de 40,51 millones en el que tendrán especial peso las actuaciones para promover la cultura y actividad emprendedora (36,7 millones), así como la mejora de los servicios que presta la Fundación centrada sobre todo en el uso de las TIC.

Seguridad Laboral

Por último, el eje de relaciones laborales y salud laboral contará con 98 millones de euros, con medidas como la continuación un año más de lo previsto del II Plan de Actuación de la Estrategia Andaluza de Seguridad y Salud Laboral; la ampliación de la Relación de Puestos de Trabajo del Instituto Andaluz de Prevención de Riesgos Laborales, organismo que cuenta con 20,25 millones de presupuesto; la incorporación de nuevos médicos y enfermeros a los centros de prevención de riesgos laborales; un nuevo reenfoque en el plan de apoyo a la negociación colectiva y la adaptación del CARL y el SERCLA a las restricciones de la pandemia con nuevos procedimientos on line, entre otras actuaciones.



Fuente del artículo

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *