As bestas, de Rodrigo Sorogoyen, y Modelo 77, de Alberto Rodríguez, parten como favoritas en la 37 edición de los Premios Goya al haber logrado un total de 17 y 16 nominaciones, respectivamente, incluyendo las principales categorías. Le siguen Alcarrás, de Carla Simón, y Cinco lobitos, de Alauda Ruiz de Azúa, ambas con 11 candidaturas, y Cerdita y Los renglones torcidos de Dios, que optarán a seis premios cada una. Tanto Sorogoyen como Rodríguez expresaron su sorpresa y satisfacción por el elevado número de nominaciones conseguidas por sus trabajos en un año que consideraron “excepcional” en el cine español por la elevada calidad de las películas.

La Academia de Cine dio a conocer este jueves el resultado de las nominaciones en un multitudinario acto celebrado en la sede de la institución y que tuvo a Nora Navas y a Blanca Portillo como maestras de ceremonia. El presidente de la Academia, Fernando Méndez-Leite, abrió la lectura de las nominaciones con una breve intervención en la que destacó la excelente cosecha que ha tenido el cine español en 2022, lo que permitirá una edición de los Goya que “va a estar llena de intriga. Este año vamos a tener película de suspense más que nunca”, dijo, tras recordar que es la primera vez que se va a votar sobre cinco nominaciones finalistas en cada categoría.

Precedida por un gran éxito de público y crítica, As bestas competirá por un total de 17 premios, entre ellos a mejor película, dirección, guion, actriz y actor protagonista (Marina Foïs y Denis Menochet) y actor y actriz de reparto (Luis Zahera, Diego Anido y Marie Colomb). Parte del equipo de la cinta encabezado por Rodrigo Sorogoyen compareció en la sede de la Academia momentos después de conocerse  las nominaciones. El director, responsable también del guion junto a Isabel Peña, no podía ocultar su satisfacción por las candidaturas. «Estamos hipercontentos porque no esperábamos tantas ni de broma», dijo el realizador madrileño. «Estoy nervioso y feliz», añadió, para destacar que los cinco principales actores de As Bestas habían salido nominados, entre ellos tres intérpretes franceses “algo que no suele ser habitual”, subrayó.

Ganador del Goya 2019 al mejor director y al mejor guión original -compartido con Isabel Peña-, por El reino, y al mejor cortometraje de ficción  en 2018 por Madre, Sorogoyen destacó que no ha cambiado en su trayectoria profesional. «Si acaso tengo más canas y más ojeras pero sigo con la misma gente y eso para mí es un honor». Sobre el nuevo enfoque del cine español por lo rural, la guionista Isabel Peña reconoció que «está claro que hay algo en lo rural que nos está interesando más que hace diez años y puede que tenga que ver con la pandemia, con el hartazgo de lo urbano».

Con 16 nominaciones figura Modelo 77, de Alberto Rodríguez, que también es autor del guion junto a Rafael Cobos. Este drama carcelario de los años 70 basado en hechos reales optará, entre otros, a los Goya a mejor película, dirección, guion, actor protagonista (Miguel Herrán y Javier Gutiérrez) y reparto (Fernando Tejero). «Honestamente no pensaba que íbamos a tener tantas nominaciones”, dijo Rodríguez, que ya logró el Goya a Mejor Director y Guion Original en 2014 con La isla mínima y en 2016 al Mejor Guion Adaptado por El hombre de las mil caras. “Este año la nominación ya es un premio en si», afirmó el realizador sevillano al referirse a la elevada calidad de las películas candidatas. Recordó que escribió la historia de Modelo 77 junto a Rafael Cobos hace bastante tiempo, pero que el proyecto quedó en un cajón y ha visto la luz 17 años después.

Javier Gutiérrez, candidato a mejor actor protagonista junto a su compañero Miguel Herranz en Modelo 77, confesó que le hacía especial ilusión esta doble nominación y apuntó que le parecía “necesario” el relevo generacional entre los actores. “Es el camino natural”, precisó.

Alcarrás y Cinco lobitos

Tras As bestas y Modelo 77, se sitúan Alcarrás y Cinco lobitos, con 11 nominaciones cada una. Oso de Oro en el último Festival de Berlín y elegida por la Academia de Cine para representar a España en la carrera al Oscar, la película dirigida por Carla Simón competirá, entre otras, en las categorías de mejor película, dirección, y actor revelación (Jordi Pujol Dolcet y Albert Bosch) ). La realizadora barcelonesa también firma el guion junto a Arnau Vilaró, como ya hizo en Verano 1993, su ópera prima y que también representó a España en los Oscar en 2017.

Precisamente desde Estados Unidos, donde se encuentra promocionando la película, Carla Simón habló en directo por videoconferencia con los medios presentes en la Academia para expresar su alegría por las nominaciones y felicitar a todo su equipo porque “ha sido un trabajo colectivo” realizado con actores no profesionales. Sobre la campaña de promoción que está realizando en EE.UU., Simón reconoció que le había sorprendido la recepción de Alcarràs al otro lado del Atlántico. “Pensaba que el tema les quedaría lejos, pero he visto que las reacciones son bastante parecidas. Te das cuenta que los seres humanos somos bastante parecidos y que nos tocan las mismas cosas”.

Cinco lobitos, la opera prima de Alauda Ruiz Azua, también autora del guion, se proyectó en  la sección Panorama de la Berlinale y ganó la Biznaga de Oro a la mejor película en la pasada edición del Festival de Málaga. Ahora aspira, entre otros, a los Goya a mejor película, dirección novel, guion original, actriz principal (Laia Costa), actor y actriz de reparto (Ramón Barea y Susi Sanchez) y actor revelación (Mikel Bustamente). La realizadora vizcaína reconoció su grata sorpresa por un número de nominaciones que “no podíamos prever” y añadió que les había hecho especial ilusión la de Mikel Bustamante. Se congratuló de la cada vez mayor presencia de mujeres detrás de la cámara. “La situación está cambiando, el cambio se está produciendo y hay que estar ilusionados con eso”.

 

Ayuda para los estrenos

Cerdita, de Carlota Pereda, y Los renglones torcidos de Dios, de Oriol Paulo, han sido nominadas a seis premios cada una. Pereda optará al premio a mejor dirección novel y su protagonista, Laura Galán, a mejor actriz revelación. “Me hace mucha ilusión porque en cine es mi primer papel protagonista, soy muy primeriza en estos lares”, explicó la actriz, que añadió que “los Goya son un altavoz increíble para dar visibilidad a la película y las nominaciones la mejor guinda para un proyecto”.

En los márgenes, la ópera prima del actor Juan Diego Botto, competirá por cinco galardones, entre ellos mejor actor protagonista (Luis Tosar), actriz de reparto (Penélope Cruz) y dirección novel. Número similar de candidaturas ha logrado Irati, de Paul Urkijo, y una menos Mantícora, de Carlos Vermut, cuyo protagonista, Nacho Sánchez, opta al Goya a Mejor Actor Protagonista. “Estoy muy feliz porque más allá de las generaciones se valora el trabajo”, dijo el intérprete, que destacó que estas candidaturas ayudarán mucho al estreno del largometraje el próximo 9 de diciembre.

Con tres nominaciones se sitúa La maternal, entre ellas la de mejor película, dirección y actriz de reparto para Ángela Cervantes. La intérprete expresó su emoción por la candidatura y su deseo de que la película ahora tenga un mayor recorrido en las salas. “Es muy bonito y ojalá que la gente vaya a ver esta historia”, señaló.

Ana Castillo, que optará al premio a la mejor actriz protagonista por su trabajo en Girasoles silvestres estaba emocionada con la nominación. «Intento no pensar mucho en estas cosas por si después me da el bajón, pero tengo que contar que mi madre ya tenía los billetes para Sevilla antes del día de hoy», dijo con humor la intérprete. “No puedo pedir más. Que reconozcan mi trabajo es como tocar el techo. He tenido mucha suerte y estoy orgullosa y agradecida del recorrido que hecho hasta ahora”, añadió.

Elena López Riera, candidata al Goya a Mejor Dirección Novel por El agua, señaló  que este año “había películas muy buenas y no daba un duro por nosotros. Las cosas están cambiando, hay una gran diversidad de estilos. El cine español está en una madurez que yo en mis 40 años no había conocido”, apuntó. Suro, de Mikel Urrea, optará a los premios de mejor actriz protagonista (Vicky Luengo) y mejor dirección novel. Urrea manifestó  su alegría por las candidaturas. “Nos da muchos ánimos para su estreno este viernes”, dijo el realizador, que analizó el despertar del cine rural en España. “Estamos muy desconectados del mundo rural, un ámbito a explorar. Creo que vamos a seguir viendo muchas ficciones que salgan de las ciudades”, concluyó.



Fuente de la noticia
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *