Tras el paréntesis de la emergencia sanitaria, los festivales comienzan a retomar su actividad. La cuarta edición del Festival Internacional de Cine de Barcelona – Sant Jordi (BCN Film Fest) arranca este jueves en los Cines Verdi de Barcelona. El pistoletazo de salida a esta edición, en la que compiten un nutrido grupo de cintas nacionales, lo dará la comedia Uno para todos, pase que contará con la presencia de su director David Ilundain (nominado a Mejor Guion Adaptado a los Premios Goya por el libreto de su ópera prima B) y de los actores David Verdaguer, Clara Segura y Betsy Túrnez.

Mañana será el turno de Miguel Ángel Jiménez y Emma Suárez, que presentarán Una ventana al mar, la historia del viaje de una mujer a la que acaban de diagnosticar una grave enfermedad; y de Álvaro Díaz Lorenzo y Silvia Alonso, que harán lo propio con La lista de los deseos, que protagonizan María León y Victoria Abril. Ambos equipos también participarán en un coloquio con el público al finalizar la proyección de sus respectivas películas.

Y en los próximos días, el festival también programará las cintas Maragall y la lluna, que sigue al exalcalde de Barcelona en un viaje por sus recuerdos, amenazado por la enfermedad de Alzheimer; El sitio de Otto, un drama sobre un joven sin expectativas intenta ocupar su respetada posición en el pueblo; El que fa seguir el camí, reconstrucción de la vida de los abuelos de la familia Vallvé; y la coproducción hispanoitaliana Mi hermano persigue dinosaurios, película juvenil ganadora de la última edición del Young Audience Award de la Academia de Cine Europea.

El Jurado de la Sección Oficial estará presidido por la actriz Mercedes Sampietro, ganadora del premio a la Mejor Interpretación Femenina en el Festival de Cine de San Sebastián porExtramuros (1985) Lugares comunes (2002), filme por el cual también obtuvo el Goya a la Mejor Actriz Protagonista. Estará acompañada por la cineasta Judith Colell, el líder de Sopa de cabra Gerard Quintana, la estudiosa del cine Laura Blanco y los periodistas Núria Vidal y Tonio Alarcón.

Entre sus secciones paralelas, el certamen contará con un ciclo de cien coreano y un completo programa celebrando el centenario de Éric Rohmer.

Cambio de planes

Para la directora del festival Conxita Casanovas, reorganizar el festival “ha sido como una mudanza: hemos empaquetado y desempaquetado. Cuando lo teníamos todo a punto, llegó este terremoto que nos obligó a paralizarlo y reactivarlo todo. Hemos tenido que volver a ponernos de acuerdo con todos los participantes, distribuidores, participantes de mesas redondas… Tuvimos que renunciar a la presencia de algunas estrellas internacionales, pero también hemos podido contar con otros agentes que se han incorporado en este último tramo”. Para Casanovas, “lo importante es tener las ideas claras y tener películas y autores y cómplices que den sello. Para nosotros el online es un apoyo, pero nunca será el elemento básico. Si lo humano da paso a lo artificial, sería otra cosa. Para nosotros el festival consiste en compartir emociones en una sala de cine.

La directora asegura que siempre tienen en cuenta “al público en primer lugar a la hora de seleccionar las cintas”. ¿Qué hacer para que la gente vuelva al cine? “Hay que recuperar la confianza, hacer que el público se sienta seguro y confiado. Al perfil cinéfilo lo tenemos más cerca, el reto está en atraer a la gente joven que vive de espaldas al cine. Quizás tendríamos que debatir una política de precios y trabajar mano a mano con las escuelas”.

 



Fuente de la noticia

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *