Apple se asocia con 100cameras para enseñar fotografía con el iPhone a estudiantes de Chicago


Chicago (Illinois) es una ciudad que guarda muchas historias: el Gran Incendio de 1871; la Huelga Pullman de trabajadores del ferrocarril de 1894, que dio como resultado la instauración del Día del Trabajo en Estados Unidos; o la compra de 17 hectáreas para la construcción, en 1902, del campus Sears, Roebuck and Company, en North Lawndale, en la zona oeste de Chicago, que supuso la creación de miles de puestos de trabajo y la llegada de nuevos habitantes a esa parte de la ciudad.  
Todas estas historias han impregnado desde el perfil de la ciudad hasta la original torre Sears, convertida ahora en el centro de la comunidad y punto neurálgico para los habitantes de North Lawndale. Al otro lado de la calle, en la antigua Power House, un grupo de alumnos del DRW College Prep aprenden a utilizar la fotografía para contar sus propias historias de lo que significa crecer en Chicago en una época en la que la historia se ha borrado por causas como la violencia con armas de fuego o la gentrificación. 
Este otoño, 100cameras, una organización sin ánimo de lucro que enseña a los adolescentes técnicas de fotografía y a expresarse a través de la narración visual, se ha asociado con Apple para distribuir entre los alumnos del DRW el nuevo iPhone 11, con su sistema de cámara avanzado y diseñado para que cualquiera pueda contar una historia mediante imágenes. Después de cada programa, 100cameras vende copias de las fotos hechas por los alumnos y destina la totalidad de los ingresos a las organizaciones locales que visitan.
“Hablamos de jóvenes que viven en un barrio olvidado de Chicago. Para ellos, recibir el nuevo iPhone, que había salido a la venta solo unas semanas antes, fue una oportunidad increíble”, ha dicho Angela Popplewell, cofundadora y consejera delegada de 100cameras. Hace unos meses, Lydia Billings (directora de operaciones de 100cameras) y sus colaboradores ya estaban pensando cómo podían adaptar su programa para hacerlo innovador, provechoso y accesible para los jóvenes de Estados Unidos. Para Popplewell y su equipo, el nuevo iPhone, con su potente cámara integrada, fue una herramienta muy importante.  
“Los alumnos estaban tan motivados por utilizar las prestaciones específicas de la cámara de este modelo que solamente eso consiguió estimular aún más su creatividad”, ha dicho Popplewell. “Fue increíble ver cómo usaban el gran angular o el modo Retrato para captar su punto de vista y determinadas expresiones”.
“Ha sido fantástico poder colaborar con 100cameras y comprobar de primera mano el talento y la creatividad de los alumnos del DRW”, ha dicho Kaiann Drance, vicepresidente de Marketing Mundial de Productos del iPhone de Apple. “La cámara del iPhone 11, que permite llevar un montón de prestaciones intuitivas en la palma de la mano, es una herramienta increíble para contar historias. Ha sido realmente inspirador ver cómo los alumnos habían captado con sus fotos la forma en que ven el mundo que les rodea”. 
El programa con 100cameras en el DRW constaba de ocho clases durante las cuales los alumnos completaron una serie de ejercicios y rutas fotográficas a partir de temas propuestos por un grupo de fotógrafos profesionales que colaboran de manera voluntaria con 100cameras. Esta es la ciudad de Chicago vista a través de sus ojos y fotografiada con el iPhone 11.
El centro de bachillerato DRW College Prep se fundó en el año 2012 como un campus de la red de escuelas concertadas Noble Network of Charter Schools. El DRW, uno de mejores los centros concertados de secundaria de Chicago, ofrece a sus alumnos una formación exhaustiva en matemáticas, ciencias e historia, y los prepara para afrontar con éxito no solo en la etapa universitaria, sino también durante toda su carrera profesional. El año pasado, 100 % de los graduados del DRW obtuvieron plaza en la universidad.
A pesar de que la población de North Lawndale ha descendido de manera rápida y acusada, muchas de las familias han vivido en ese barrio durante generaciones. Después de 1960, los disturbios raciales, la “fuga blanca” y el cierre del complejo Sears hicieron mella en la comunidad. Según la Encyclopedia of Chicago, en el año 2000 la población había bajado de las 124.937 personas que había en la década de 1960 a 41.768. Quienes se quedaron fueron testigos de este descenso, pero también están contemplado su renacimiento.
“Se puso mucho empeño en destrozar la voluntad, el espíritu y la determinación de esta comunidad”, admite Amit Khatkhate, profesor del DRW especializado en problemas de aprendizaje que ha colaborado con Lydia Billings y Cecilia Alcaraz, la responsable de asuntos estudiantiles del DRW. “Eso es algo que se puede ver en la mentalidad y la percepción que tienen muchos de nuestros alumnos”. Este barrio fue un refugio para muchas personas en los siglos XIX y XX. Ahora, el DRW aspira a ser eso mismo para sus alumnos.
“Nuestros alumnos y sus familias han sido olvidados y apartados”, continúa Khatkhate. “En el DRW, tratamos de corregir los efectos generacionales del racismo en la vivienda, la educación y el empleo, y al mismo tiempo trabajamos en la zona industrial antigua más grande de la ciudad. Debemos confiar en que nuestros alumnos nos hagan caso cuando les insistimos en que escojan la universidad, la formación profesional o alguna otra de las salidas más habituales después del bachillerato. Esperamos poder influir en ellos lo suficiente para que no vayan por otro camino que probablemente los lleve a encontrarse con la policía o a poner su vida en peligro por culpa de las armas”. 
A pesar de las carencias y de las dificultades, estos jóvenes rebosan orgullo, esperanza y optimismo en su futuro y en el de su comunidad. 100cameras les ha enseñado a expresarse para transformar la visión que tienen de su hogar. Y el iPhone es la plataforma con la que captar y compartir esa visión. 
“Chicago tiene un montón de recuerdos y de historias”, dice Bionka, alumna de último curso del DRW College Prep que aspira a ser maquilladora. Bionka participa en el programa extraescolar de ocho clases con 100cameras. “Hay muchísimos edificios alucinantes. Y cuánta simpatía. Me he encontrado con muchas personas amables en Chicago y solo por eso ya me parece que es una ciudad preciosa”.
“Chicago no tiene una cultura única”, dice J, alumno de tercero del DRW que utiliza la fotografía y su saxofón como herramientas para expresarse. “Hay gente de todas partes que se ha juntado para convertirnos en lo que somos hoy. No es posible entender lo que es Chicago si no lo ves por ti mismo. Es bueno saber qué culturas hay y qué está desapareciendo, porque no lo valoramos hasta que ya no está”.
“Algo que he aprendido es que no hace falta tener conocimientos o ser muy preciso a la hora de hacer la foto”, dice J. “La historia se cuenta sola: lo que hay que hacer es captar esa historia y después transmitírsela a los demás”.
Como dice Promize, estudiante del DRW College Prep: “Empecé pensando que todo era en blanco y negro, pero terminé comprobando que todos podemos tener emociones distintas y que podemos ver e interpretar las cosas de diferente manera”.
Más información sobre las fotografías de los alumnos del DRW College Prep en 100cameras.org.

Alumnos del DRW College Prep ven ejemplos de fotos.Janiya con un iPhone 11.Alumnos del DRW College Prep con el iPhone 11.Fotografiado con un iPhone 11 por Bionka.Fotografiado con un iPhone 11 por Marcia.Fotografiado con un iPhone 11 por Janiya.Fotografiado con un iPhone 11 por Andre.Fotografiado con un iPhone 11 por Promize.Fotografiado con un iPhone 11 por Ariel.Fotografiado con un iPhone 11 por Shekeyia.Fotografiado con un iPhone 11 por Tyla.Fotografiado con un iPhone 11 por Quanteze.Fotografiado con un iPhone 11 por Christopher.Amit Khatkhate y alumnos del DRW College Prep.J hace una foto con el iPhone 11.Alumnos del DRW College Prep con un iPhone 11.



Source link

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *